Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grupo ING entra por primera vez en pérdidas con 478 millones

La entidad recibió 10.000 millones del Gobierno holandés. -La filial en España reduce sus beneficios un 42%

El grupo holandés bancario y de seguros ING ha anunciado este miércoles una pérdida de 478 millones de euros en el tercer trimestre de 2008, según un comunicado difundido por la entidad. En el tercer trimestre de 2007 ING, que nunca antes había tenido pérdidas, registró un beneficio neto de 2.300 millones de euros.

ING, que el pasado octubre recibió una inyección de capital estatal de 10.000 millones de euros, ya adelantó en ese mes que a causa de la crisis financiera internacional sufriría una pérdida de en torno los 500 millones de euros en el tercer trimestre de 2008.

En el resultado consolidado del grupo, el primero del mundo por ingresos a cierre de 2007, ha influido el balance de ING Direct, filial con la que está presente en España, ha registrado durante el tercer trimestre de 2008 una pérdida antes de impuestos de 47 millones de euros, en comparación con el beneficio de 120 millones de euros obtenidos durante el mismo período del año precedente.

Por lo que corresponde al negocio del grupo en España, ING Direct España ha cerrado el tercer trimestre con 24 millones de euros en ganancias, un 42% menos en relación al mismo periodo del ejercicio anterior, debido al mayor incremento de la inversión para el crecimiento del banco, que se ha traducido en 185.000 nuevos clientes y que eleva el total a 1,8 millones. Concretamente, la entidad ha aumentado un 11% en los nueve primeros meses del año los fondos gestionados hasta los 23.600 millones, de los que 14.200 millones correspondieron a depósitos (+10%), 7.700 millones de euros a hipotecas (+18%) y 1.700 millones a productos de inversión (-10,5%).

Fuentes de la entidad han destacado que el descenso de los productos de inversión se debe a la caída de la Bolsa, al tiempo que han resaltadao que la tasa de morosidad de la entidad se sitúa "muy por debajo" de la media del sector.

Volviendo al resultado consolidado de la matriz, las pérdidas del tercer trimestre han estado provocadas por la rebaja de 1.500 millones de euros en el valor de diferentes productos, entre ellos los vinculados al mercado inmobiliario norteamericano por las turbulencias financieras.

A pesar de los números rojos registrados en el tercer trimestre, ING mantiene las ganancias en el balance acumulado de los primeros nueve meses de 2008, aunque con un descenso del 60% en sus beneficios hasta los 2.982 millones frente a los 6.759 millones registrados durante el mismo período del año anterior. En este descenso también ha jugado un papel importante la caída en un 6,1% de su facturación, hasta 53.068 millones.

De hecho, el presidente de ING, Michel Tilmant ha especificado que "en el tercer trimestre (...) el mercado financiero se deterioró rápidamente (...), y en estos momentos turbulentos ING negoció activamente para mejorar su posición de liquidez". Además ha declarado que la expectativa es que "la presión sobre el valor de diversos productos todavía afecte los resultados durante el cuarto trimestre de 2008, y que la débil coyuntura económica internacional pongan bajo presión" los resultados de 2009.

La alemana Hypo Real State registra 'números rojos' por 3.100 millones

Otra entidad que ha recibido ayuda estatal, en este caso la sociedad hipotecaria alemana Hypo Real Estate, ha registrado peores resultados. Así, a pesar de recibir ayuda estatal de 50.000 millones de euros (63.000 millones de dólares), ha obtenido unas pérdidas brutas de 3.100 millones de euros (3.906 millones de dólares) en el tercer trimestre del año. Según ha informado hoy el grupo, los números rojos se debieron principalmente a las depreciaciones de activos de su filial Depfa Bank por valor de 2.500 millones de euros (3.150 millones de dólare).

La entidad ha explicado que estos resultados provisionales se produjeron tras el empeoramiento de la crisis financiera internacional en el tercer trimestre que creó importantes problemas de liquidez en el Depfa Bank, afectada por el deterioro del mercado inmobiliario estadounidense.

El ratio de capital (que mide la solvencia de un banco) era a finales de septiembre del 6,8 por ciento, frente al 8,2% de finales de junio. Para sanear sus balances, Hypo Real Estate prevé depreciaciones de 600 millones de euros (756 millones de dólares) por su exposición a Lehman Brothers, una inversión en Babcock & Brown, inversiones en Islandia y pérdidas en obligaciones respaldadas por deuda (CDO).

Para el último trimestre del ejercicio, Hypo Real Estate prevé asimismo que su cuenta de resultados estará afectada negativamente por los costes de la facilidad de liquidez de los Fondos de Estabilización de los Mercados Financieros (SoFFin en alemán).

El francés Natixis pierde 250 millones en Bolsa

El banco francés Natixis ha admitido hoy que el mes pasado perdió 250 millones de euros en operaciones bursátiles que relacionó con "un mercado extremadamente difícil, sin precedentes". Con este anuncio, que se adelanta en un día a los resultados oficiales del tercer trimestre por su publicación en prensa, el banco quiere acallar cualquier asociación con el escándalo de Société Générale de comienzos de año y con los problemas de su accionista Caisse d'Epargne (las cajas de ahorro francesas), que tuvo una pérdida excepcional de 751 millones de euros en operaciones bursátiles que costó el puesto al equipo directivo.

Natixis, participada por Caisse d'Epargne y por Banque Populaire (que tienen un 35% cada una), puso el acento en que los 250 millones de euros de "ingresos negativos" en la división de banca de financiación y de inversión son "muy inferiores a la cifra avanzada" por La Tribune, que hablaba de un agujero de 975 millones.

Además, subraya que esta pérdida se produjo "en el marco de las actividades de mercado normales, regulares, antiguas y esencialmente en dirección de su clientela" porque se vio "confrontado" como las otras entidades financieras "a un mercado extremadamente difícil, sin precedentes". En cualquier caso, ha reconocido que "el impacto de esta crisis sin precedentes (...) sigue siendo elevado, como otros bancos lo han constatado en el tercer trimestre", de unos 250 millones de euros.

Más información