Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

La economía de EE UU se contrae un 0,3% en el tercer trimestre por el desplome del consumo

La demanda interna cae un 3,1% por primera vez desde 1991- La mayoría de los analistas había calculado que la contracción marcaría un ritmo de crecimiento negativo del 0,5%

La actividad económica de Estados Unidos se ha contraído por primera vez entre julio y septiembre por primera vez desde la crisis de 2001 y ha caído a un ritmo anual del 0,3% entre julio y septiembre, arrastrado por la mayor caída en el consumo en casi tres décadas, ha informado hoy el Departamento de Comercio.

En concreto, el gasto de los consumidores, que en EEUU representa más de dos tercios del producto interior bruto (PIB) de este país, cayó en ese período un 3,1%, la primera disminución en 17 años y la mayor ocurrida en 28 años. Además, los ingresos personales, una vez ajustados con la inflación y después del pago de impuestos, bajaron en ese trimestre un 8,7%, la mayor disminución trimestral desde 1947, añade el informe. El consumo se ha visto perjudicado por la crisis del crédito y las hipotecas y el deterioro del mercado de trabajo, con más desempleo y sueldos que no suben ni siquiera al ritmo de la inflación.

Malas perspectivas

La mayoría de los analistas había calculado que la contracción marcaría un ritmo de crecimiento negativo del 0,5%. Además, la mayor parte de ellos apuestan por una contracción de la economía similar a ésta durante gran parte de 2009, en contraposición a la primera mitad de este año, cuando ha crecido cerca del 2%. El informe del gobierno muestra que las ventas finales domésticas bajaron un 1,8%, la mayor caída en 17 años, y las inversiones de las empresas un 1%. Y por décimo primer mes consecutivo bajaron las inversiones en casas. Si sigue el descenso del sector a este ritmo, para finales de año habrá caído un 19%, según los cálculos realizados por los expertos de The New York Times.

Además, la cifra dada a conocer hoy por Washington representa un fuerte descenso frente al avance del 2,8% registrado en el periodo anterior, en aquella ocasión gracias al tirón de las exportaciones, favorecidas por la depreciación del dólar frente al euro.