Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

Los países emergentes se unen a Bush en la búsqueda de soluciones conjuntas

La reunión de G-20, a la que se unió de forma inesperada el presidente estadounidense, concluye con el compromiso de utilizar "todas las herramientas" para ayudar a los mercados financieros

El G-20, un organismo que agrupa a países avanzados y naciones en desarrollo, se ha comprometido en su reunión de este sábado en Washington (madrugada del domingo en España) a utilizar "todas las herramientas" financieras y económicas para asegurar la estabilidad y buen funcionamiento de los mercados. La cumbre contó con la presencia del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, que no estaba prevista en un principio y que según el ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, demuestra la creciente importancia del grupo.

El titular de Hacienda de Brasil, país que preside el G-20, indicó también que el mundo vive "una crisis que debe ser enfrentada por todos los gobiernos". Mantega mencionó que Bush coincidió durante el encuentro en la importancia de que la solución de esta crisis se aborde de forma conjunta.

El alto funcionario brasileño insistió durante la cita en la necesidad de que el G-20 se reforme y se convierta en un mecanismo más ágil para ayudar a lidiar con situaciones críticas que avanzan rápidamente como la actual.

Además de EEUU y Brasil integran el Grupo la Unión Europea, Canadá, Japón, Alemania, Reino Unido, Italia, Francia, del lado de los países desarrollados. Por parte de los emergentes están Corea del Sur, Argentina, Australia, Brasil, China, India, Indonesia, México, Arabia Saudí, Suráfrica, Turquía y Rusia.