Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

El G-7 promete acciones "urgentes y excepcionales" contra la crisis

Los ministros de finanzas de los siete países más industrializados del mundo anuncian un plan de acción conjunto al término de su reunión en Washington

El Grupo de los Siete (G-7) países más industrializados (EE UU, Canadá, Japón, Reino Unido, Alemania, Francia e Italia), que se ha reunido esta pasada noche en Washington para estudiar cómo frenar el pánico en los mercados en medio de una crisis financiera sin precedentes, ha anunciado un plan de acción en cinco puntos que incluye el uso de "todas las herramientas disponibles" para evitar la quiebra de bancos importantes.

"El G-7 ha convenido que la situación actual demanda una acción urgente y excepcional", indica un comunicado conjunto emitido tras la cumbre. "Estamos de acuerdo en adoptar medidas decisivas y utilizar todas las herramientas disponibles para sostener a las instituciones financieras de importancia para todo el sistema financiero y evitar su colapso", añade el texto.

Las siete naciones también prometen "tomar todos los pasos necesarios" para hacer que fluya de nuevo el crédito y funcionen los mercados monetarios, de forma que los bancos tengan un acceso "amplio" a financiación.

El tercer punto del programa establece que los Gobiernos se asegurarán de que los bancos puedan obtener suficiente capital de fuentes públicas y privadas para restablecer la confianza y poder prestar a consumidores y empresas. La cuarta medida consiste en asegurar que las garantías de los depósitos sean "robustas y consistentes".

Por último, el G-7 se compromete a "tomar medidas, si es apropiado, para reactivar los mercados secundarios de hipotecas y otros activos titulizados".

El comunicado conjunto enfatiza que el plan debe proteger al contribuyente y evitar efectos perjudiciales potenciales en otros países. También indica que los miembros "usarán las herramientas de política macroeconómica cuando sea necesario y apropiado".

Además, el G-7 señala que respaldará "enérgicamente" al Fondo Monetario Internacional (FMI) en su tarea de ayudar a los países afectados por la crisis.

Una fuente del organismo ha explicado también que cuenta con casi 250.000 millones de dólares en reservas disponibles inmediatamente para dar préstamos de emergencia a las naciones en peligro.

El G-7 dijo estar comprometido con la reforma del sistema financiero internacional y afirmó que fortalecerá su cooperación conjunta y el trabajo con otras naciones para poner en marcha el plan anunciado.