Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial

El Banco de España asegura que "no hay nada que ponga en riesgo los ahorros de los españoles"

Fernández Ordóñez defiende que el aumento de garantías a los depósitos beneficia más a los bancos que a los clientes

El gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, ha hecho hoy un llamamiento a la calma al asegurar que "en estos momentos, no hay nada que ponga en riesgo los ahorros de los depositantes españoles". En su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso, el gobernador ha reiterado la confianza en el sistema financiero español, al que ha definido como "bien gestionado, regulado y supervisado".

Fernández Ordóñez ha considerado que aunque las entidades españolas han demostrado una mayor capacidad de resistencia que las de otros países, no es momento para la complacencia, ya que los retos futuros son importantes. No obstante, ha incidido en que la regulación y la supervisión ha contribuido a una posición de relativa fortaleza del sistema financiero español, gracias a sus niveles de eficiencia, rentabilidad y de solvencia.

El gobernador prevé un aumento del déficit y no descarta periodos de crecimiento negativo

En este sentido, ha defendido que el aumento del Fondo de Garantía de los Depósitos, que en la actualidad cubre un máximo de 20.000 euros, es una medida que beneficia más que a los depositantes, a las entidades financieras, pues les permite hacer frente a la competencia europea. "A los depositantes les va a dar lo mismo pero a los bancos sí les va a afectar", porque "están compitiendo" en un mercado en el que durante los últimos 15 días se han visto "movimientos desordenados", ha explicado.

El gobernador aseguró que "el depositante tiene una confianza enorme" en el sistema español, porque "se han resuelto crisis muy importantes y el depositante no ha sufrido", y puso como ejemplo que "los ahorros en Banesto no se perdieron".

Desaceleración del crédito

En cuanto a la desaceleración del crédito, Fernández Ordóñez ha apuntado que ha seguido "un comportamiento coherente" con el proceso de ajuste de la economía española y con los mayores costes financieros, la acentuada aversión al riesgo y las graves dificultades para la obtención de recursos en los mercados financieros. Aún así, las tasas de crecimiento interanual de la financiación a las empresas y familias españolas están en el entorno del 10 y el 7%, por lo que no se alejan "significativamente" del crecimiento nominal del PIB.

Abriendo el foco y sobre la evolución de la economía española a corto y medio plazo, Ordóñez ha asegurado que, con la información disponible, la economía española registrará tasas de crecimiento intertrimestrales "prácticamente nulas e incluso negativas" en la segunda parte del año. También ha adelantado que el proceso de ajuste económico se prolongará en 2009, con ritmos de avance del PIB más difíciles de calibrar, pero probablemente también "más débiles".

Ante el previsible aumento de gastos y reducción de ingresos que esto supone, el gobernador ha advertido de que no es descartable que el déficit previsto en los Presupuestos del Estado de 2009 para las Administraciones Públicas (el 1,9% del PIB) se amplíe. Por este motivo ha reclamado prudencia en la gestión de la política fiscal, de manera que los estabilizadores automáticos asuman "el despliegue contracíclico" y mantengan una posición saneada a largo plazo. Ya que si la situación empeora, es importante mantener un margen de actuación, ha reseñado.

El gobernador ha abogado por acometer reformas estructurales que flexibilicen la economía, liberalicen determinados sectores y mercados e incrementen la competencia. Entre ellas, ha reiterado su exigencia de que los salarios se adecúen a la productividad y "se evite la inercia alcista frente a perturbaciones exteriores que introducen mecanismos como las cláusulas de salvaguarda". Un fenómeno que, en su opinión, podría incidir en la tendencia de la inflación hacia incrementos medios "cada vez más moderados" en lo que resta de año. Esta trayectoria, por el contrario, debería prolongarse el año que viene, apoyada por la debilidad de la demanda interna.

Quintás: "A la acción desleal de unos estados corresponde la acción compensatoria de nuestro gobierno"

El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás, ha defendido hoy que es "inevitable" que España aumente las garantías de los depósitos para compensar la acción "desleal" de otros estados, en alusión a países como Irlanda o Alemania.

Así, aunque Quintás ha querido dejar claro que las instituciones financieras españolas no requieren esta medida porque "están francamente bien". No obstante, durante una entrevista a la Cadena Ser, ha reconocido que las entidades no pueden competir con las garantías de los estados porque "lógicamente" los ciudadanos tienden a dirigir sus ahorros a los sitios donde los ven más seguros. Por este motivo ha considerado que "a la acción desleal de unos estados corresponde la acción compensatoria de nuestro gobierno".

Más información