Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas quiere que todos los coches circulen con luces diurnas a partir de febrero de 2011

La Comisión Europea apuesta por un sistema que ahorra energía para convencer a los escépticos

La Comisión Europea ha propuesto hoy obligar a los fabricantes automovilísticos a equipar a todos los vehículos nuevos con luces de día a partir del año 2011 con el objetivo de aumentar su visibilidad y reducir así el número de accidentes de tráfico.

Para calmar a los escépticos, el Ejecutivo comunitario ha destacado que se trata de una tecnología específicamente destinada a una utilización diurna, por lo que será mucho más eficaz que los sistemas de iluminación existentes. Además, su consumo de energía sólo representa entre el 25% y el 30% del de los faros normales y puede reducirse al 10% si se utilizan diodos electroluminosos.

Según la propuesta de la CE, este sistema de luces de día se activará automáticamente cuando el motor arranque y se desactivará cuando el conductor encienda los faros de noche. El Ejecutivo comunitario ha explicado que en los países donde las luces diurnas ya son obligatorias, el impacto sobre la seguridad ha sido muy positivo.

"La visibilidad de los coches, de los camiones y de los autobuses equipados con luces diurnas mejorará, lo que reforzará la seguridad vial. Este tipo de iluminación nos ayudará a alcanzar nuestro objetivo de reducir el número de muertos en las carreteras europeas y al mismo tiempo será más eficiente desde el punto de vista energético que los faros actuales", ha dicho el vicepresidente de la Comisión y responsable de Industria, Günter Verheugen.

La norma propuesta por el Ejecutivo comunitario prevé que, a partir del 7 de febrero de 2011, todos los nuevos tipos de vehículos particulares y de camionetas pequeñas de reparto estén equipados con luces de día. A los camiones y autobuses se les da 18 meses más para adaptarse, hasta agosto de 2012.

La adopción obligatoria de las luces de día ya recibió el respaldo de los Estados miembros, de la industria y de las organizaciones no gubernamentales cuando se abordó en el grupo de alto nivel Cars 21, creado por el Ejecutivo comunitario.

Hasta menos de 4.000 muertes al año

Los estudios disponibles confirman que las luces diurnas son importantes para la seguridad vial porque todos los usuarios -incluidos peatones, ciclistas y motoristas- pueden detectar, reconocer e identificar de manera más eficaz y rápida a los vehículos dotados de este tipo de iluminación. La UE maneja informes que apuntan a un descenso anual de la mortalidad en carretera de entre 1.200 y 4.000 personas en todo su territorio. Informes más conservadores aseguran que se podrían evitar hasta el 5% de las víctimas mortales y hasta el 8% de los atropellos de peatones.

En noviembre de 2007, Bruselas ya votó a favor de la iluminación diurna en el foro undial para la armonización de las reglas sobre vehículos, organizado por la comisión económica para Europa de Naciones Unidas.

En Dinamarca, Austria o Estonia ya son obligatorias todo el año y en todo tipo de carreteras. En Luxemburgo, es obligatorio llevar la luz encendida de día en determinadas épocas del año (debido al menor número de horas de luz) y en Portugal, depende del tipo de vía por la que se circule.

En España, actualmente, cualquier conductor que lo desee puede circular con las luces de cruce encendidas, ya que, en contra de una creencia bien extendida, no está prohibido. Si se aprueba la medida, los propietarios de coches antiguos tendrían que encender y apagar manualmente los faros y usar las luces cortas; los modelos más recientes podrían activar su sistema automático de encendido, y todos los vehículos que salieran de fábrica lo tendrían ya activado con luces especiales, que duran más y consumen menos.