Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia propone un "respuesta coordinada" de la UE para salir de la crisis económica

Nicolas Sarkozy lanzará un plan en la reunión de los titulares de Finanzas de la UE del 11 al 13 de septiembre en Niza.- El PIB de la Eurozona retrocedió un 0,2% en el segundo trimestre.- El de Francia, cayó por primera vez en seis años

El primer ministro francés, François Fillon, ha llamado a "una respuesta coordinada" europea a la ralentización económica. "En una Europa unificada en lo económico y en particular en una zona euro unificada en el plano monetario, debe haber una respuesta coordinada de los diferentes países europeos", afirmó el jefe del Gobierno francés. Fillon compareció ante la prensa tras presidir una reunión de crisis con los miembros de su Gobierno encargados de temas económicos para evaluar la situación, tras la bajada del 0,3 % del Producto Interior Bruto (PIB) de Francia en el segundo trimestre, la primera en seis años.

Después de subrayar que por primera vez desde la creación del euro hubo un retroceso trimestral del PIB en la zona euro (del 0,2% en el segundo trimestre), dijo que como presidenta de turno de la Unión Europea (UE) Francia tiene "la responsabilidad" de "suscitar el debate en torno a la coordinación de las políticas económicas europeas".

Fillon precisó que la ministra de Economía, Christine Lagarde, le propondrá en los próximos días a él y al presidente francés, Nicolas Sarkozy, un "método" para lanzar esa discusión en la reunión de los titulares de Finanzas de la UE del 11 al 13 de septiembre en Niza (sureste de Francia).

Sin concretar

"Tenemos un espacio económico común, una moneda común. Es indispensable" que los ministros del gremio de la zona euro y de la UE vean cómo coordinar las acciones realizadas a nivel nacional y también estudien si en la política conducida "colectivamente" en la UE puede haber medidas, como inversiones o apoyo a las pequeñas y medianas empresas, para reforzar el crecimiento, explicó el primer ministro.

Preguntado sobre una eventual bajada de los tipos de interés por el Banco Central Europeo (BCE), el primer ministro dijo que no hay "presión" sobre la institución, que es "independiente". Al felicitarse del hecho de que en las últimas semanas "se restablece la paridad" entre el euro y el dólar, vio en ello el resultado de la política del BCE pero también la "justificación" de las críticas que Sarkozy y él formularon en el pasado sobre el nivel del euro.