El consejero delegado de Vodafone abandona el cargo por sorpresa

Sarin deja al operador con unos beneficios de 8.359 millones en 2008 frente a las pérdidas de 6.810 millones registradas en 2007

Arun Sarin ha dado la sorpresa hoy en la City (centro financiero) de Londres al anunciar su salida de la dirección de la compañía tras cinco años en el cargo y tras dejar al mayor operador del mundo por ingresos en beneficios, según ha confirmado al Financial Times en fuentes de la empresa.

De hecho, Sarin ha hecho coincidir el anuncio de su salida, que tendrá lugar tras la próxima junta de accionistas del 29 de julio, con la presentación de resultados del grupo, que ha cerrado el ejercicio fiscal de 2008 con un beneficio neto atribuido de 6.660 millones de libras (8.359,8 millones de euros), frente a las pérdidas de 5.426 millones de libras (6.810,5 millones) de 2007, al no sufrir depreciaciones en sus activos.

Los ingresos totales del grupo han alcanzado al cierre del año (31 de marzo) 35.478 millones de libras (44.537 millones de euros), un 14,1% más que en 2007, y el beneficio operativo se ha situado en 10.047 millones de libras (12.612 millones), frente a una pérdida de 1.564 millones de libras (1.963 millones).

Volviendo a la dimisión de Sarin, que asumió el cargo de consejero delegado en 2003 y será sustituido por su hasta ahora máximo colaborador Vittorio Colao, el directivo ha liderado durante los últimos cinco años importantes cambios en el grupo británico, tanto en el ámbito estratégico como operacional.Como parte de su estrategia, Vodafone amplió su presencia interncional con la entrada en mercados emergentes como Rumania, República Checa, Turquía y, más recientemente, India.

Tras estas incorporaciones, sólo en este último país el operador tiene unos 44 millones de usuarios, Vodafone ha cerrado el año fiscal con más de 260 millones de clientes de telefonía móvil en todo el mundo.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS