Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Por qué los precios del petróleo siguen subiendo?

La combinación de un dólar débil más el incremento de la demanda, es, entre otros factores, lo que están contribuyendo a un 'rally' indetenible en el valor del crudo

Los precios del crudo siguen indetenibles debido a una fuerte demanda y a la debilidad del dólar, que han alimentado el repunte de su valor, después de que a comienzos de 2007 estuviera por debajo de los 50 dólares el barril. Ajustado a la inflación, el precio del petróleo está ahora por encima del máximo de 101,70 dólares el barril alcanzado en abril de 1980, un año después de la revolución iraní, según la Agencia Internacional de Energía.

Pero, ¿cuáles son las causas hoy día que no hacen retroceder el precio? Veamos algunas:

El dólar débil

La caída en el valor del dólar frente a otras monedas importantes ha ayudado a desviar las compras hacia las materias primas, ya que los inversionistas ven los activos en dólares como relativamente baratos.

También se ha reducido el poder de compra de los miembros de la OPEP y aumentado el poder de compra de los consumidores que pagan en monedas diferentes al dólar. Los ministros de la OPEP han destacado que aunque los precios están subiendo a niveles nominales récord, la inflación y el dólar han suavizado el impacto. Algunos analistas afirman que los inversionistas han estado usando el petróleo como un refugio contra un dólar más débil.

Los fondos de inversión

Desde que la Reserva Federal comenzó a recortar los tipos de interés a mediados de agosto del año pasado y los bancos centrales comenzaron a inyectar miles de millones de dólares en los mercados financieros para contrarrestar la crisis crediticia, el petróleo y el oro han subido.

Los flujos de inversión hacia las materias primas -como el petróleo- se han incrementado, así como las transacciones especulativas. Al mismo tiempo, la crisis crediticia ha llevado a otros mercados, como el de los papeles comerciales respaldados en activos estadounidenses, a una virtual paralización.

Parte de ese dinero ha encontrado una vía de escape en la energía y las materias primas, según los analistas.

La demanda

Mientras que anteriormente los repuntes de los precios del petróleo han estado impulsados por las interrupciones en la oferta, la demanda de los principales consumidores - Estados Unidos y China- es el principal conductor del actual auge.

Aunque el crecimiento de la demanda mundial se ha desacelerado después del repunte de 2004, sigue avanzando. Los precios del crudo más altos, sin embargo, han limitado hasta ahora el efecto en el crecimiento económico.

Menos oferta de la OPEP

La Organización de Países Exportadores de Petróleo, fuente de más de un tercio del crudo que se vende en el mundo, comenzó a reducir la producción a finales de 2006 para frenar una caída en los precios. Menos barriles de la OPEP en el mercado han ayudado a impulsar el auge y las naciones consumidoras, lideradas por la Agencia Internacional de la Energía han urgido a la OPEP a que aumente la producción.

En sus reuniones desde diciembre, la OPEP ha acordado mantener la producción, tras afirmar que existe suficiente crudo en el mercado. Su próximo encuentro formal está fijado para el 9 de septiembre. Algunos miembros de la OPEP creen que no hay mucho que se pueda hacer para calmar al mercado.

Nigeria

El suministro de petróleo de Nigeria, el octavo exportador mundial de crudo, ha estado cortado desde febrero de 2006 debido a los ataques de militantes. Las compañías petroleras y fuentes del sector calculan que cerca de un millón de barriles diarios de petróleo dejan de entrar al mercado debido a los ataques y el sabotaje de los militantes.

Irán

Los consumidores de petróleo están preocupados por una posible una interrupción del suministro de parte de Irán, el cuarto mayor exportador mundial, que está enfrascado en una disputa con Occidente sobre su programa de energía nuclear.

Las naciones occidentales sospechan que Irán está utilizando su programa nuclear civil como una cubierta para desarrollar armas nucleares. Irán niega esto y afirma que quiere energía nuclear para generar electricidad.

Irak

Irak está luchando por recuperar su actividad petrolera después de décadas de guerras, sanciones y la falta de inversión. Las exportaciones del crudo Kirkuk del norte del país se están estabilizando mientras el sistema se recupera de problemas técnicos que han dejado inutilizados los oleoductos desde la invasión estadounidense en marzo de 2003.