Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FMI reclama una intervención pública global para atajar la crisis

Strauss-Khan advierte del impacto de las tensiones crediticias en el crecimiento internacional

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, considera necesaria la intervención gubernamental global para afrontar la crisis crediticia, según ha afirmado al diario Financial Times.

El máximo responsable del FMI ha advertido de que los problemas en los mercados pueden afectar el crecimiento mundial. Precisamente, la institución hará públicas esta semana sus nuevas previsiones, unos cálculos "no muy optimistas", según reconoce el propio Strauss-Kahn. "Los riesgos a la baja para la economía internacional se han materializado", sentencia.

Por ello, cree "realmente que la necesidad de una intervención pública se ha hecho más evidente" ya que, en su opinión, "la intervención gubernamental, ya sea en el mercado inmobiliario o el sector bancario, puede actuar como una "tercera línea de defensa" al apoyar la política monetaria y la financiera, agrega.

El diario señala que la controvertida petición sale a la luz días antes de la reunión de los ministros de Finanzas del mundo y los gobernadores de bancos centrales en Washington para el encuentro de primavera del FMI y el Banco Mundial (BM).

Hasta la fecha, las autoridades financieras -sobre todo las estadounidenses- han puesto en marcha medidas destinadas a mantener la liquidez en los mercados, dejando en segundo plano intervenciones en los sistemas financieros, con excepción del rescate del banco de inversión de Wall Street Bearn Stearns el pasado marzo.

De este lado, los distintos ministros de Economía y bancos centrales han intercambiado ideas acerca de posibles intervenciones y planes de contingencia para atajar la crisis, aunque la mayoría de ellos, especialmente dentro de EE UU y la UE, añade el Financial Times, no considera por el momento necesaria una intervención pública global. Aunque esta postura está cambiando.

De hecho, el periódico informa en este sentido de que el titular británico de Economía, Alistair Darling, pedirá a sus colegas de Finanzas -en una carta que enviará antes de la reunión- un "plan de acción claro y detallado" para calmar los mercados, y califica la situación como "uno de los choques financieros más fuertes" no vistos en décadas.

Strauss-Kahn rechaza la idea de que la crisis crediticia sea un problema exclusivamente estadounidense. "La crisis es global", resalta el director, quien cree que países en desarrollo como China y la India pueden resultar afectados.

Muchos bancos fuera de Estados Unidos tienen activos en dólares, indica, e insiste en que "incluso si el problema empezó en Estados Unidos, la cuestión es contar con una solución que esté más allá de EE UU".