Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Euribor vuelve a subir y amenaza con cerrar marzo al alza

El repunte del índice hipotecario coincide con el mayor aumento de la morosidad en un mes desde 1994

El Euribor a 12 meses, el indicador más utilizado para calcular el tipo de interés de las hipotecas, mantiene su tendencia alcista y ha subido hoy hasta el 4,631%, su nivel más alto en los dos últimos meses ante las crecientes turbulencias en los mercados, según la opinión de los analistas.

Esta subida del Euribor ha coincidido, además, con la confirmación del Banco de España de que la morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas y cooperativas a particulares y empresas ha rozado en enero el 1%, tras experimentar una fuerte subida respecto al mes de diciembre, la más alta en un mes desde 1994.

Los analistas consultados destacan que el Euribor está "tensionado" por los movimientos del tipo de interés interbancario, según el cual los bancos comerciales se prestan dinero, la falta de liquidez y los temores a las consecuencias de la crisis estadounidense "subprime" en el mercado bancario y financiero europeo.

Diego Fernández (Fortis Bank) ha señalado que el mercado contempla que el Banco Central Europeo (BCE) pueda bajar los tipos de interés en la eurozona hasta el 3,75% este año, si bien los analistas de esta entidad no creen que se produzca esta bajada y calculan que el Euribor se moverá, a finales de 2008, entre el 4,25 y el 4,30%.

El índice, que empezó marzo en el 4,379%, ha ido repuntando en las últimas diez sesiones hasta sobrepasar el pasado viernes el nivel del 4,6%, que se había tocado por última vez el pasado 11 de enero.

Los temores a que se acentúen los problemas del sector financiero y se llegue incluso a las quiebras, especialmente entre los bancos de inversión ayudan a estas subidas. De este lado, el Euribor a un año refleja las previsiones del mercado sobre la situación en que se encontrarán los tipos de interés en la Eurozona dentro de doce meses.

Ante este panorama, las alzas de los últimos días dejan la media del indicador hipotecario desde principios de mes en el 4,51%, por encima del 4,349% de media de febrero.

Fuerte aumento de la morosidad

Sobre la morosidad y según las cifras publicados hoy por el Banco de España, las entidades financieras acumulaban a cierre de enero 16.232 millones en créditos de dudoso cobro, lo que supone el 0,955% de los 1,699 billones de euros en préstamos concedidos para cualquier fin, no sólo hipotecario.

Estos datos ponen de relieve que el índice de morosidad ha experimentado una abultada subida respecto al 0,837% de diciembre, situándose de esta manera en el nivel más alto desde noviembre del 2002. En términos absolutos, el volumen de préstamos dudosos se ha incrementado en 2.070 millones de euros, frente a los 7.774 millones de euros que creció el conjunto de préstamos.

El aumento de la morosidad está en línea con las expectativas mostradas por la práctica totalidad de las entidades financieras españolas, que en la presentación de sus últimas cuentas anuales -las correspondientes a 2007- ya avisaron de un incremento más notorio para los próximos meses.

No obstante, la morosidad sigue estando en niveles históricamente bajos, muy lejos de las tasas del 8% que se registraron en España a mediados de la década de 1990, y también muy lejos de la media de nuestros vecinos europeos, actualmente cerca del 2,5%, según fuentes financieras.

Las cajas, las que más notan el alza

Por tipos de entidades, los bancos siguieron registrando en enero la tasa de morosidad más baja, del 0,858%, frente al 0,761% del mes de diciembre. Las cajas de ahorros, por su parte, superaron en enero el nivel del 1% en su morosidad al anotarse un índice del 1,032%, frente al 0,889% de diciembre, con lo que se convierten en las entidades que más han notado el incremento de la mora.

No obstante, la peor calidad crediticia la siguieron mostrando las cooperativas de crédito o cajas rurales, con el 1,065%, en comparación con una mora del 0,992% del mes anterior. Sin embargo, en esta clasificación no se incluyen los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC) porque su morosidad es bastante más elevada y su importancia limitada, con lo que distorsionarían el dato global.