Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CASO SOCIÉTÉ GÉNÉRALE

Societé Générale alcanzó pérdidas de 50.000 millones

La entidad financiera revela en un comunicado que el fraude llegó a alcanzar los 50.000 millones de euros, aunque la pérdida real fue de 4.900 millones

El banco francés Societé Générale anunció este domingo mediante un comunicado que el fraude bancario alcanzó los 50 mil millones de euros antes de ser liquidado urgentemente, llevando la pérdida final a 4.900 millones de euros. Société indicó en su comunicado que "este tipo de posiciones fraudulentas deben liberarse en el menor lapso de tiempo, debido a los riesgos que conlleva su tamaño". El desbloqueo se produciría entre los días 21 y el 23 de enero, en operaciones realizadas en el mercado de futuros de acuerdo a la regulación estipulado y "respetando la integridad de los mercados".

La entidad financiera anunció la pasada semana el mayor fraude de la historia de la banca francesa, entonces la cifra que se dio a conocer ascendía a los 4.900 millones de euros. Tras las investigaciones efectuadas durante las últimas horas en las que se ha procedido al registro de la sede del banco y el domicilio del principal sospechoso por parte de las autoridades, Societé Générale da a conocer más detalles y en este caso anuncia que "la posición fraudulenta descubierta el domingo 20 de enero asciende a unos 50.000 millones de euros".

Societé Générale responsabiliza en solitario a Jérôme Kerviel, que trabajaba en la entidad desde 2002, de crear una sociedad ficticia a la que desviaba el dinero. La policía anunció ayer que el principal sospechoso se encontraba en París y a la espera de ser interrogado. A las pocas horas, las autoridades procedieron a interrogar a Kerviel que ayer se enfrentó a un segundo interrogatorio.

La policía prosigue con el interrogatorio

Después de esta detención preventiva Kerviel puede ser puesto en libertad si no hay cargos en su contra o enviado el lunes a la fiscalía de París si hay indicios graves o concordantes que hagan verosímil su participación en una infracción penal. En ese caso, la fiscalía podría abrir una información judicial y transmitir la investigación a un magistrado de instrucción para inculparlo.

Hace ya 24 horas que los investigadores interrogan a Jérôme Kerviel sobre la forma en que logró superar las numerosas protecciones de este banco, si actuó solo y la naturaleza de sus motivaciones. También se estudia la posibilidad de que sea un hacker (pirata informático), según fuentes vinculadas al caso.

El sábado a última hora de la tarde el jefe de la sección financiera de la Fiscalía de París, Jean-Michel Aldebert, había declarado a la prensa que Jérome Kerviel "se presentó espontáneamente ante la policía", además de "colaborar y estar dispuestoa explicarse". Según fuentes cercanas a este caso, la policía y los directivos del banco supieron siempre dónde se encontraba Kerviel, quien se había refugiado en casa de unos amigos en las afueras de París para escapar de la prensa. Tras una cita con los investigadores fue conducido a la sede de la policía financiera el sábado a comienzos de la tarde.

Los directivos del banco Société Générale entregaron archivos informáticos a la policía de finanzas, que el viernes realizó un registro en el domicilio del corredor de Bolsa. Desde la revelación de este caso, el banco Société Générale defiende la tesis de que Kerviel, quien trabajaba en la sección front office, encargado de pasar órdenes sobre contratos a término, actuó solo, algo que ha suscitado incredulidad en el mundo de las finanzas.