Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FMI descarta la recesión en Estados Unidos

El Congreso y la Casa Blanca alcanzan un principio de acuerdo para estimular la economía estadounidense

El FMI ha señalado hoy que Estados Unidos no caerá en recesión, pese a la reciente turbulencia en los mercados financieros, debido al alto nivel de beneficios de las empresas y las medidas de estímulo monetario y fiscal previstas.

"Nosotros aún prevemos un período de crecimiento por debajo del potencial como el escenario más probable" para Estados Unidos, ha afirmado en una rueda de prensa el portavoz del Fondo Monetario Internacional (FMI), Masood Ahmed.

El funcionario ha reiterado el apoyo del organismo a la rebaja extraordinaria de intereses adoptada el martes por la Reserva Federal, en respuesta a una caída generalizada de las bolsas en todo el planeta por el miedo a una recesión en Estados Unidos.

Por otra parte, La Casa Blanca y el Congreso de EEUU, controlado por los demócratas, han alcanzado un principio de acuerdo sobre un paquete de medidas para estimular la economía estadounidense, según han indicado hoy fuentes de las negociaciones.

El pacto incluiría devoluciones de impuestos de, como máximo, 600 dólares por contribuyente y 1.200 dólares para las familias, de acuerdo con las fuentes.

Familias con niños

Bush propuso la semana pasada el plan, de un valor total de unos 150.000 millones de dólares, o un 1% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, como una forma de evitar que la economía estadounidense entre en recesión.

No obstante, su aprobación dependía del Congreso, donde los líderes demócratas habían pedido modificar la propuesta original de la Casa Blanca para que parte del dinero llegara a personas con bajos ingresos.

Según el principio de acuerdo alcanzado hoy entre los líderes demócratas y republicanos de la Legislatura y el Ejecutivo, todo estadounidense que haya ganado, al menos, 3.000 dólares en 2007 y, como máximo, 75.000 recibirá entre 300 y 600 dólares en concepto de rebajas de impuestos.

Las familias con niños se embolsarán 300 dólares por hijo, hasta un máximo de 1.200 dólares. Además, el plan también prevé rebajas de impuestos para las empresas.