Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Financial Times' recomienda a España adoptar el estilo Sarkozy

El rotativo insiste en el "potente" cóctel de riesgos económicos que amenaza a la economía española

El diario británico Financial Times ha vuelto a la carga hoy contra el Gobierno español y el futuro económico del país al asegurar que son necesarias reformas estructurales, como está llevando a cabo el Gobierno de Sarkozy en Francia, porque la mezcla de inflación, la caída de los precios de la vivienda y el crecimiento del desempleo es un "potente" cóctel de riesgos económicos para su futuro. Esta es la segunda llamada de atención que el rotativo hace sobre el futuro económico del país tras asegurar la pasada semana que España se verá especialmente perjudicado por la limitación del crédito dada su fuerte exposición al sector de la construcción e inmobiliario.

Según publica el diario económico en un editorial, España debe llevar a cabo reformas estructurales para mantener su prosperidad a largo plazo y seguir siendo uno de los países europeos que marcan el paso después de haberse contentado con beneficiarse de los créditos baratos y de la fuerte demanda europea de sus bienes y servicios.

El editorial señala que, al contrario que el país galo, España no se ha embarcado en reformas estructurales, y añade que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "finge que no son necesarias".

Sin embargo, el diario indica que, en caso de ser reelegido tras las elecciones del próximo marzo, debería replantearse su posición.

El Financial Times recomienda, a pesar del "modesto" superávit fiscal, evitar rebajas de impuestos "generosas" para mantener una posición fiscal ligeramente restrictiva.

El rotativo califica de "esenciales" las medidas para favorecer la competitividad, entre las que destaca la eliminación de barreras a la competencia en la venta minorista, los transportes y la energía.

Así, indica que Zapatero debería abandonar su "preferencia por los campeones nacionales".

Otra reforma debería estar dirigida a mejorar la "debilidad persistente" en el crecimiento de la productividad.

En este sentido, señala que son positivas los recientes políticas para expandir la base de la pequeña tecnología, promover la iniciativa empresarial y reforzar un "osificado" sistema educativo, aunque añade que las universidades necesitan más independencia.

Asimismo, el diario asegura que permitir a las empresas optar por no acogerse a los convenios colectivos salariales haría más flexible el mercado de trabajo.