Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El control de la inflación será la prioridad del BCE en 2008

Trichet asegura que tomará medidas al margen de lo que hagan otros bancos centrales, como la Reserva Federal o el Banco de Inglaterra

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, antepondrá en 2008 el control de la inflación a la preocupación por sintonizar con lo que puedan hacer otros bancos centrales, como la Reserva Federal o el Banco de Inglaterra.

En una entrevista que publica el diario Financial Times, que le ha concedido su premio a la "Persona del Año", Trichet defiende la decisión del BCE de mantener los tipos de interés en el 4% desde junio pasado, mientras la Reserva Federal recortaba los suyos tres veces en el mismo periodo y el Banco

de Inglaterra hacía lo mismo este mes de diciembre.

"Nosotros (en el BCE) somos responsables de proporcionar estabilidad de precios", subraya Trichet, en una coyuntura en la que la inflación interanual de la Eurozona ha subido hasta el 3,1%, el máximo de los últimos seis años.

Trichet añade, en referencia a los bancos centrales de Estados Unidos y Gran Bretaña, que "otros colegas están en diferente situación", pero insiste en que el BCE quiere preservar ante todo la estabilidad de precios en torno al 2% que tiene marcado como objetivo.

En relación a los riesgos que se afronta en 2008 por la crisis hipotecaria y financiera, Trichet descarta que la Eurozona vaya a sufrir un gran impacto negativo, aunque admite cautamente que hay "una serie de riesgos" como consecuencia de las "actuales turbulencias".

El presidente del BCE afirma que, en una crisis como la actual, lo más importante no es sólo acertar con la medida adecuada, sino con el momento adecuado para aplicarla. "Hay una gran diferencia entre la decisión correcta tomada a tiempo, y una decisión correcta tomada más tarde", advierte.