España, tercera del mundo que más ataques de ''phishing'' sufre

EE UU y China son los países que más ataques emiten, según el estudio de EMC

España ya es el tercer país que más ataques de phishing recibe, con un total de tres entidades financieras atacadas, según el último informe referente al pasado mes de octubre, publicado hoy y elaborado por la división de seguridad de EMC. EE UU, seguido por Reino Unido, sigue siendo el país más afectado, con un 75% de sus entidades implicadas, aunque también es el país del que parten la mayoría de los ataques. El phishing es un fraude electrónico que consiste en falsificar las páginas web de los bancos para conseguir datos personales de sus clientes.

A nivel mundial, el número de ataques se redujo ligeramente un 0,5%, hasta los 9.572, aunque el número de entidades víctimas de ellos han aumentado respecto a septiembre, hasta alcanzar las 149 compañías.

En cuanto a los países emisores de phishing durante el mes de octubre, los ataques emitidos por Estados Unidos se redujeron hasta un 60%, frente al 63% de los ataques generados durante el mes de septiembre. Le sigue Alemania y Hong-Kong.

Las dos novedades en la clasificación de países emisores de phishing, en sustitución de Rusia y España, que abandonan la clasificación, han sido India y Suiza, también con el 3% de las emisiones de ataques a entidades financieras de todo el mundo. La empresa ha atribuido este incremento al grupo Rock Phish, que prefiere registrar sus duplicados de páginas de entidades financieras en países como China o Hong Kong, donde los registradores de dominios suelen ser bastante más permisivos.

A pesar que desde comienzos de 2006, el phishing se mantiene como la técnica más utilizada para los ataques por Internet, el Centro de Mando Anti Fraude de RSA, filial de EMC, ha detectado nuevos casos de ataques como los Troyanos. Estos programas, aparentemente inofensivos, contienen códigos maliciosos que permiten a personas no autorizadas, recoger, falsificar o destruir datos.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS