Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barclays reduce el impacto de la crisis hipotecaria a pesar de perder 1.800 millones

El tercer banco británico anuncia una rebaja de activos por las 'subprime' mucho menor de los 10.000 millones esperados

El Barclays, tercer banco británico, ha enviado hoy un mensaje de alivio al mercado al anunciar una reducción en el valor de sus activos de 1.300 millones de libras (unos 1.800 millones de euros), mucho menos de los 10.000 millones esperados, debido al impacto de las problemáticas hipotecas de alto riesgo estadounidenses.

La entidad, que ha adelantado en varias semanas la presentación a los analistas debido a las presiones recibidas en los últimos días y a unos rumores de pérdidas muy superiores, ha informado hoy que su filial de inversiones, Barclays Capital, tuvo que amortizar 800 millones de libras (1.100 millones de euros) en octubre por los productos subprime.

A esa cifra hay que añadir la amortización, conocida ya antes, de 500 millones de libras (700 millones de euros) de esa misma división por culpa de los instrumentos financieros respaldados por las hipotecas de alto riesgo.

Barclays ha adelantado que, a pesar de ello, el beneficio neto hasta octubre del grupo y de Barclays Capital es superior al del mismo periodo del año anterior, aunque no dio cifras.

Las acciones del banco dirigido por John Varley y perdedor en la batalla por el holandés ABN Amro frente al consorcio liderado por el Santander cayeron este miércoles el 12% en medio de las críticas de los inversores de la falta de información sobre su exposición a la crisis hipotecaria.

"La información revelada hoy demuestra nuestra fuerza y capacidad de recuperación a lo largo del año y, especialmente, durante el turbulento mes de octubre", ha declarado Varley, consejero delegado del banco.

En este sentido, el también británico HSBC, primero de Europa por capitalización, anunció ayer unas pérdidas en el tercer trimestre de 3.400 millones de dólares (unos 2.300 millones de euros) debido a los impagos que ha sufrido su negocio hipotecario de alto riesgo de Estados Unidos.