Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Reserva Federal baja los tipos de interés al 4,5%

El banco central de Estados Unidos recorta un cuarto de punto el precio del dinero por la crisis financiera de las hipotecas de alto riesgo

La Reserva Federal (Fed), el banco central de Estados Unidos, ha acordado esta tarde bajar en un cuarto de punto los tipos de interés, que quedan de esta forma en el 4,5%. La decisión, esperada por la mayoría de analistas, llega tras una reunión de dos días que comenzó ayer. Ésta es la segunda bajada consecutiva de tipos que se produce tras la escala inaugurada hace cuatro años, cuando llegaron al 1%, y que había llevado el precio del dinero en la primera economía del mundo hasta el 5,25%.

En el origen de esta bajada, y todavía más de la anterior (que supuso un recorte de medio punto), se encuentra la crisis financiera provocada por las hipotecas de alto riesgo, precisamente, en Estados Unidos. Esta crisis, que dominó el panorama financiero y bursátil durante el verano, ha provocado una crisis de liquidez y un encarecimiento de los tipos interbancarios, lo que ha llevado a intervenir a los bancos centrales, tanto la Fed como el Banco Central Europeo.

El temor a que la tormenta financiera subprime afecte al crecimiento económico es uno de los motivos que ha llevado a los bancos centrales a cambiar la política de alza de tipos mantenida en los últimos años. De hecho, varias instituciones internacionales, entre ellas el FMI, han revisado a la baja sus previsiones económicas para los próximos años. Sin embargo, datos como el de crecimiento del tercer trimestre en Estados Unidos (3,9%), conocido hoy, alejan el fantasma de la recesión.

Con este indicador sobre la mesa, la Fed se ha mostrado hoy más positiva que durante su última reunión de septiembre, cuando expresó su preocupación por la posible factura económica de la crisis crediticia de agosto.

Hoy, por el contrario, se ha referido, en el comunicado que emite al final de su reunión, al "sólido" crecimiento del tercer trimestre y al hecho de que "las tensiones en los mercados financieros se han aliviado ligeramente".

"Trimestre peligroso"

Los responsables de la Fed han reconocido, no obstante, que "el ritmo de la expansión económica se desacelerará probablemente en el corto plazo, reflejando en parte la intensificación de la corrección inmobiliaria".

Esa percepción se sitúa en línea con la de mayoría de analistas de Wall Street, que pronostican una fuerte desaceleración en el cuarto trimestre de este año y el primero del año que viene y alertan de que la posibilidad de una recesión es todavía real. De hecho, Wall Street ha bautizado ya a los primeros meses del próximo ejercicio como "el trimestre peligroso". El FMI, por su parte, prevé que Estados Unidos crezca sólo un 1,9% en el 2008.

En cuanto a la inflación, la Fed ha apuntado que las últimas lecturas han mejorado "modestamente" en lo que va de año, pero ha subrayado que los recientes incrementos en los precios de la energía y de las materias primas, entre otros factores, "pueden suponer renovadas presiones al alza sobre la inflación".