Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis crediticia golpea a UBS

El banco suizo perderá hasta 482 millones de euros en el trimestre y recortará 1.500 empleos este año

El suizo UBS, el mayor gestor de fondos del mundo, ha anunciado hoy que registrará pérdidas de entre 360,87 millones y 481,16 millones de euros (entre 600 y 800 millones francos suizos) en el tercer trimestre del ejercicio. Estas pérdidas, derivadas principalmente de su cartera de renta fija, suponen las primeras trimestrales en nueve años. UBS ha adelantado además que reducirá 1.500 empleos hasta final de año y que reorganizará su cúpula directiva. La noticia ha hecho caer a los principales bancos españoles y el Santander y el BBVA pierden un 1,17% y un 1,03% respectivamente a la apertura del Ibex 35. Esta mañana, Credit Suisse también ha anunciado que prevé una reducción del 20% su beneficio en tercer trimestre, aunque no entrará en pérdidas.

El banco ha resultado uno de los mayores perjudicados de la crisis financiera derivada del desplome del sector 'subprime' norteamericano y ha comunicado que sus resultados definitivos del tercer trimestre, que serán publicados el próximo 30 de octubre, se verán severamente afectados por las turbulencias del mercado. Además, prevé una devaluación de sus activos de 2.400 millones de euros.

Pese a los recortes, la entidad financiera prevé lograr un beneficio antes de impuestos para los nueve primeros meses del año de unos 6.012 millones de euros y finalizar el ejercicio con un buen nivel de beneficio y una fuerte posición de capital.

1.500 empleos menos

El banco ha anunciado también una reestructuración de su división de inversión que implicará el recorte de 1.500 empleos hasta final de año. Además, el consejero delegado, Marcel Rohner, tomará la presidencia de la división de inversión en sustitución de Huw Jenkins, quien pasará a ser asesor de Rohner.

El vicepresidente de UBS, Marcel Rohner, dejará el consejo de administración de la empresa para ejercer el puesto de director financiero de la entidad, en sustitución de Clive Standish, que se retirará de su puesto.

"UBS opera según el principio de la responsabilidad hacia el accionista", afirmó Rohner, justificando la reestructuración de la firma. "Estos principios han sido los que han conducido a los cambios de dirección anunciados hoy", subrayó, precisando que seguirán centrándose en la mejora de costes y la eficiencia durante 2008.

La crisis de crédito estalló el pasado agosto en Estados Unidos cuando se derrumbó el mercado de las hipotecas de alto riesgo, o 'subprime', créditos otorgados masivamente a clientes con ingresos muy bajos y pocas garantías.