Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BCE mantiene los tipos de interés de la eurozona en el 4%

Trichet afirma que el Banco Europeo "vigila estrechamente la volatilidad de los mercados" y alerta de los "riesgos inflacionistas a corto y medio plazo"

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido hoy mantener los tipos de interés a corto plazo para la zona del euro en el 4%, tras las turbulencias bursátiles generadas este verano por la crisis del sector de hipotecas subprime en Estados Unidos. El BCE, que en agosto seguía apuntando a una subida de tipos para este mes, ha cambiado el guión y ha actuado en línea con lo previsto por la mayoría de los expertos. En la rueda de prensa posterior, el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, ha afirmado que que "dado el alto nivel de incertidumbre, es apropiado recabar información adicional y examinar los nuevos datos antes de sacar conclusiones de política monetaria".

Trichet ha señalado que "la volatilidad de los mercados financieros y la nueva apreciación de los riesgos en las semanas recientes han dado lugar a un aumento de la incertidumbre", y ha agregado que el BCE prestará "gran atención" a todos los desarrollos en este ámbito.

El banquero francés ha subrayado que actuar "de forma firme y a tiempo" permitirá que no se materialicen las presiones inflacionistas que existen en la zona del euro, lo que es "aún más importante en tiempos de volatilidad en los mercados financieros y de incertidumbre incrementada".

Según Trichet, el crecimiento económico de la eurozona en la primera mitad de 2007 ha estado "en línea con su crecimiento potencial" y los datos del tercer trimestre son, en general, favorables.

Sin embargo, "en vista del posible impacto general del incremento de la volatilidad en los mercados financieros y la reapreciación de los riesgos, es necesario un seguimiento apropiado de la evolución económica".

Rebaja de las previsiones de crecimiento

Por otro lado, el presidente del BCE ha rebajado una décima las previsiones de crecimiento para este año, hasta situarlas en una banda entre el 2,2 y el 2,8%, debido a la posibilidad "de unos precios del petróleo algo más altos y unas condiciones de financiación de los mercados algo más tensas", mientras que ha mantenido las de 2008.

El precio del dinero queda así inalterado en el 4%, después de haber aplicado en el mes de junio una subida de un cuarto de punto que situó los tipos en el nivel más alto desde agosto de 2001. Desde diciembre de 2005, el banco europeo ha incrementado los tipos de interés en ocho ocasiones hasta el nivel actual. Previamente las tasas permanecieron en el 2% durante dos años y medio, desde junio de 2003.

Moderación del Euríbor

En la pasada reunión de agosto, el BCE dio señales que apuntaban a una subida de tipos en septiembre, tal y como tenía previsto, pero las turbulencias financieras provocadas por la crisis del subprime norteamericano han hecho que la institución cambie el guión en el último momento. Los analistas habían pronosticado estos días que la entidad no modificaría el precio del dinero este mes, sino que esperaría a ver qué efectos tiene en la economía la crisis de los mercados financieros y la falta de liquidez.

Posiblemente, según las estimaciones de expertos y analistas, la decisión de hoy del BCE sobre los tipos contribuirá a moderar el Euríbor, tipo al que se conceden la mayoría de las hipotecas en España, que ayer llegó hasta el 4,807%, en la antesala de la reunión de la institución.

Según los expertos, la subida reciente del Euríbor contiene una prima derivada de los problemas de liquidez que se han producido en el mercado en el último mes. Por lo tanto, esta decisión sobre los tipos implicaría una relajación del Euríbor, que podría moderarse hasta el 4,65% según los cálculos de los analistas.

El Banco de Inglaterra mantiene los tipos en el 5,75%

El comité de política monetaria del Banco de Inglaterra (BoE por sus siglas en inglés) decidió en su reunión de hoy mantener los tipos de interés estables en el 5,75%, su nivel más elevado de los últimos seis años, según informó la entidad en un comunicado.Los analistas descontaban la decisión del organismo, después de que las presiones inflacionistas en Reino Unido parezcan haberse contenido tras las últimas decisiones adoptadas por el banco emisor, entre las que se cuentan cinco subidas de los tipos en un año. El comité del banco señaló en su último informe de inflación correspondiente a agosto que su proyección era que los precios se mantuvieran en torno al objetivo del 2%.

Más información