Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda controlará el recibo de la luz para atajar el fraude inmobiliario

Las eléctricas tendrán que facilitar los datos de los titulares de los contratos y de quiénes pagan las facturas

La Agencia Tributaria ha comenzado ya a colaborar con las compañías suministradoras de electricidad para obtener los datos que permitan identificar quién paga los recibos de la luz y detectar así posibles fraudes en alquileres no declarados, según han confirmado fuentes de la institución.

La obligación para las eléctricas de facilitar estos datos se recoge en el proyecto de reglamento que desarrolla la ley de Prevención del Fraude, según ha avanzado hoy Cinco Días.

De acuerdo con la disposición adicional tercera del borrador, las compañías eléctricas deberán presentar a la Administración tributaria una declaración anual que incluya no sólo los datos de los titulares de los contratos, sino también los de aquellos que pagan los recibos cuando no coincidan con los contratantes.

Con ello el fisco intenta cubrir todas las lagunas de información que pudieran darse, ya que hay muchos cientos de miles de contratos de luz en donde no coincide el titular del contrato con quien realmente paga la factura, bien porque se ha producido una compraventa, bien porque quien alquila no suele cambiar de titular el contrato de suministro. Las compañías eléctricas, de hecho, no le dan mucha importancia a este hecho, ya que lo que realmente les importa es poder cobrar el recibo, con independencia de quién lo haga. Sin embargo, Hacienda sí que va a conceder mucha importancia a este hecho para detectar arrendamientos de pisos irregulares y viviendas vacías.

Otras medidas

Para cumplir con esta exigencia e identificar casos de inmuebles que han sido arrendados por su propietario de manera irregular, la Agencia Tributaria ha comenzado ya a pedir a las compañías eléctricas los datos de los contratos que deberán ser revisados.

Las empresas de electricidad estarán obligadas también a suministrar la referencia catastral del inmueble y su localización, la potencia nominal contratada y el consumo anual en kilovatios, la ubicación del punto de suministro y la fecha de alta del mismo. Además, las eléctricas deberán presentar a Hacienda "declaraciones anuales" con toda esta información para que quede actualizada en cada ejercicio fiscal.

El borrador, que está a la espera de ser aprobado por el Consejo de Ministros en las próximas semanas, recoge, además, otras medidas contra el fraude, como la retirada del NIF a aquellas empresas que declaren actividades que resulten falsas o que pasado un mes desde su obtención todavía no hayan iniciado su actividad.

De esta forma se pretende evitar que las empresas soliciten un NIF de forma temporal con el fin de evadir de impuestos.