Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fortaleza de la rupia amenaza a la economía india

En el último año, la rupia se ha revalorizado un 15% respecto al dólar, lo que supone un serio obstáculo para las exportaciones indias

Cuando una moneda se revaloriza tanto como la rupia india en el último año, las consecuencias en la economía son inmediatas y más bien negativas. En concreto, en doce meses la rupia se ha revalorizado un 15% respecto al dólar, un 8,3% en el primer semestre de 2007.

Los efectos negativos no han tardado en aparecer. Una rupia fuerte perjudica a las compañías que ganan dólares de clientes americanos pero tienen que pagar a proveedores indios en la moneda nacional. Por ejemplo, Infosys Technologies y Cognizant Technology Solutions han visto como el precio de los artículos que producían se multiplicaba por cuatro y por nueve respectivamente. Las acciones de ambas empresas han caído fuertemente en los últimos tres meses.

El Ministerio indio de Comercio ya ha realizado un estudio que concluye que los sectores más afectados serán el textil, los juguetes, el cuero, la artesanía y los productos marinos, deportivos, agrícolas y de ingeniería.

Distintos analistas consideran que otra de las consecuencias puede ser la destrucción de otros 275.000 empleos. Asimismo, el objetivo de las exportaciones está seriamente amenazado por la fortaleza de la moneda india.

Una locomotora con algunos problemas

El primer ministro indio, Manmohan Singh, busca una solución a un problema que amenaza con frenar a la economía de su país, que funciona actualmente como una locomotora a pleno rendimiento. Prueba de ello es que el Producto Interior Bruto (PIB) del país ha crecido en el primer trimestre un 9,1%, uno de los mayores incrementos a escala mundial y sólo superado por China.

Singh ha anunciado que destinará 250 millones de euros en ayudas a la exportación para evitar que los inversores extranjeros huyan ante la fortaleza de la moneda nacional. Sin embargo, estos esfuerzos para atraer a inversores conllevan la creación de zonas económicas exclusivas que provocan a su vez fuertes tensiones sociales.

El boom económico indio podría ser efímero si las autoridades no afrontan seriamente algunos problemas estructurales y equilibran el acceso desigual de la población a los beneficios generados por la expansión económica.

A corto plazo, la tendencia muestra que la rupia continuará subiendo y los efectos se empezarán a notar en el comercio a partir de agosto. ¿Quién dijo que siempre era bueno tener una moneda fuerte?