Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El empuje de China fuerza a India y Japón a estrechar sus lazos económicos

Los nipones buscan un aliado alternativo en India, atraídos por la mano de obra barata y por su potencial tecnológico

El primer ministro japonés Shinzo Abe llegará esta semana a la India en una visita que los analistas consideran que servirá para acercar posturas y estrechar lazos económicos con India, para ejercer de contrapeso ante el apabullante crecimiento económico de China. Una singular alianza entre samuráis (guerreros del Japón) y swamis (maestros indios), nacida del interés de ambos países en ser líderes en tecnología. La eficiente mano de obra india combinada con las todopoderosas empresas niponas pueden dar lugar a una auténtica bomba económica.

La influencia de Pekín en Asia y en todo el mundo crece sin cesar, lo que ha forzado a las autoridades niponas e indias a abandonar sus relaciones tirantes del pasado y a empezar a hacer esfuerzos conjuntos. Los economistas indios estiman que la inversión nipona en el país llegará a 5,5 billones de dólares en 2011 frente a los 515 millones en el año fiscal de 2006, según informa The New York Times.

Apuesta empresarial nipona en India

La visita de Abe es su primera a la India y será recibido por el primer ministro Manmihan Singh, y se espera que desvelen nuevos acuerdos públicos y privados y otras iniciativas empresariales. En la agenda estará el proyecto de crear un corredor de alta tecnología entre Nueva Delhi, la capital, y Mumbai, con puerto y el principal centro financiero del país.

Este corredor tecnológico incluiría empresas tecnológicas, químicas y de ingeniería, algo particularmente atractivo para las compañías japonesas, que además estarían implicadas en la construcción de un metro eficiente para Nueva Delhi.

Junto al primer ministro nipón viajarán numerosos empresarios para cerrar acuerdos esta semana, en gas natural, transportes y otras inversiones japoneses en proyectos de educación. Ejecutivos de Toyota, Mitsubishi, Canon, Hitachi, Toshiba o Suzuki buscarán cerrar inversiones en una visita más económica que política.

Un mercado laboral muy atractivo

Los japoneses han cortejado a India al ver cómo casi todos los países del planeta, desde Suiza hasta Brasil, cerraban intercambios comerciales con un país que crece a un ritmo del 9% anual. En 2006, el comercio de Japón con India alcanzó los 6,5 billones de dólares según las autoridades indias.

Y es que para Japón, India es un mercado atractivo, por el crecimiento del consumo y por los bajos costes laborales. Además, los nipones pretenden reducir su dependencia de China, lo que se une a un creciente sentimiento anti-China en la población del país del sol naciente.