Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de un tercio de los asalariados universitarios trabajan en empleos que requieren menos cualificación

Un informe de CCOO revela que 1,37 millones de asalariados con estudios universitarios, el 35,5%, desempeñan una ocupación inferior a su formación

Estudiar una carrera no garantiza ya ni un buen sueldo ni tan siquiera trabajar en algo relacionado con aquello que se ha estudiado. Así lo demuestra un estudio de Comisiones Obreras que concluye que 1,37 millones de asalariados con estudios universitarios, el 35,5% de los 3,9 millones existentes en España, no desempeñan una ocupación acorde con tal formación, sino una inferior. Estos datos corresponden al cuarto trimestre de 2006 y se suman a recientes informes que aseguraban que España era uno de los países donde había menos diferencia salarial entre trabajadores universitarios y los que no habían realizado estudios superiores.

En un comunicado, el sindicato dirigido por José María Fidalgo afirma que esta ''sobrecualificación'', despilfarro o no reconocimiento profesional, y por tanto, salarial", supone una manifestación de precariedad laboral y está más extendida entre los trabajadores autónomos o empresarios.

Universitarios en hostelería y comercio

No obstante, la organización sindical precisa que, analizando el conjunto de los ocupados, el hecho de que buena parte de los puestos directivos incluyan a empresarios sin asalariados, especialmente en los sectores de la hostelería y comercio, y que gran parte de los trabajadores por cuenta propia no cuenten con formación superior, "distorsiona sensiblemente las estadísticas que relacionan formación y ocupación y disimula el bajo aprovechamiento del potencial formativo de los trabajadores titulados superiores en España".

Por otro lado, CC.OO. precisa que un buen ejemplo de esta ''sobrecualificación'' es el caso de los teleoperadores que confeccionan las declaraciones de la renta, a los que se les "exige" disponer de formación universitaria en económicas, empresariales o derecho, o a los asesores jurídicos que trabajan como teleoperadores para las empresas de asesoría y servicios jurídicos.