Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento Europeo pide a los Gobiernos que faciliten a los jóvenes la compra de la primera vivienda

Otra de las propuestas de la Eurocámara es ampliar a todos los Estados los fondos comunitarios dedicados a la renovación de la vivienda social.

El Parlamento Europeo ha aprobado hoy un informe en el que insta a las autoridades nacionales y locales de la UE que proporcionen más ayudas a la vivienda y faciliten a los jóvenes la compra de su primera casa. Además, la Eurocámara propone que se amplíen a todos los Estados los fondos comunitarios para la renovación de la vivienda social.

El texto, que no es vinculante, sostiene que "la falta de viviendas decentes a precios asequibles influye de manera directa en la vida de los ciudadanos limitando sus posibilidades de inserción social". En el escrito, también se hace hincapié en que la aglomeración urbana genera numerosos problemas económicos y sociales que afectan al transporte, la protección del medio ambiente y la accesibilidad a los servicios.

Por ello, el Parlamento comunitario entiende que la política de cohesión debe de ser un instrumento que permita cambiar esta situación. Para lograrlo, la Eurocámara cree necesario combinar diferentes políticas que promuevan el acceso a la vivienda, permitan mejorar la calidad de la construcción y la calidad de vida para todas las generaciones y aumenten el atractivo de los medios urbanos y rurales.

Un concepto común que defina una 'vivienda adecuada'

Se aboga por reforzar el derecho a la ayuda a la vivienda, así como otros derechos sociales, con el fin de lograr la inclusión social y, en particular, permitir también una movilidad real de los trabajadores. Además, se pide identificar a nivel europeo una serie de indicadores de calidad mínimos que definan la noción de "vivienda adecuada".

El informe se hace eco de la subida de los precios de compra y de los costes de mantenimiento y mal estado de los inmuebles y recuerda que los instrumentos financieros de la política de cohesión permiten contribuir al florecimiento de los núcleos urbanos "al favorecer la rehabilitación de los espacios colectivos y la aplicación de medidas de seguridad". En esta misma línea, el Parlamento hace hincapié en la necesidad de "mantener la vitalidad de los centros de las ciudades, así como la esencia de los edificios protegidos en su calidad de monumentos".

En cuanto a la construcción de viviendas sostenibles, se pide a las autoridades nacionales, regionales y locales elaborar y revisar sus políticas de vivienda de conformidad con el principio de sostenibilidad. También se ve necesario mejorar la cooperación entre Estados miembros en materia de política de vivienda.

Creación de una web

Entre las propuestas de la Eurocámara se encuentra la solicitud a la Comisión de la creación de un sitio web en todas las lenguas oficiales de la Unión para intercambiar información y buenas prácticas siguiendo el ejemplo de de la Red Europea de Conocimientos sobre las Políticas Urbanas. Los eurodiputados "apoyan firmemente" la idea de una simplificación burocrática a todos los niveles, para "hacer más eficaz la planificación y la gestión del territorio".

Aunque el Tratado no atribuye a la UE competencias específicas en materia de vivienda, un gran número de políticas comunitarias, sobre todo en materia de medio ambiente, energía, transportes y política social, tiene repercusiones directas o indirectas en la situación de la vivienda en los distintos Estados miembros. Gracias al nuevo Reglamento del Fondo Europeo de Desarrollo (Feder), la vivienda puede optar a subvenciones en los nuevos Estados miembros en una serie de casos específicos lo que confiere 'de facto' a la UE una parte de las responsabilidades en la materia.