Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ABN levanta la cláusula que impedía al Santander lanzar una OPA en 12 meses

La entidad holandesa había puesto esa condición para que el Santander accediera a su contabilidad; no obstante, "sigue recomendando" la oferta de Barclays

ABN Amro ha accedido hoy a levantar la cláusula ligada al acuerdo de confidencialidad que ofreció al consorcio formado por el grupo Santander, Royal Bank of Scotland (RBS) y Fortis, por la que no podrían realizar una oferta sobre el banco holandés en los próximos doce meses sin su consentimiento para acceder a su contabilidad, informó la entidad. "ABN Amro sigue comprometido en estudiar la oferta del consorcio de una manera constructiva. Para facilitar las discusiones, ABN Amro ha decidido, por lo tanto, retirar esa condición y ofrecer al consorcio acceso al material para la ''due diligence''", indicó en un comunicado.

El consorcio solicitó ayer a ABN Amro que retirase esta cláusula, impuesta por el banco holandés en su acuerdo de confidencialidad para darle acceso a a la misma información que antes había facilitado a Barclays. Además, ABN Amro se queja en su comunicado de que tuvo conocimiento de la oferta del consorcio por la prensa y de que no contó con una notificación formal del grupo de bancos hasta ayer por la tarde. Así, la entidad holandesa asegura en su comunicado que "sigue recomendando" a sus accionistas la oferta inicial para comprar el banco de Barclays.

Santander y sus socios siguen adelante

Santander, Fortis y Royal Bank of Scotland (RBS) han anunciado hoy que ya han notificado a los consejos de supervisión y de administración de ABN Amro su intención de realizar una OPA por el 100% del capital social de la entidad holandesa. Éstas aseguran verse obligadas a notificar sus intenciones debido a los términos del contrato que ABN ha firmado con Bank of America para venderle el estadounidense LaSalle Bank. Por otra parte, el Grupo Santander ha presentado los resultados del primer trimestre, en el que obtuvo un beneficio de 1.802 millones de euros, un 20,7% más respecto al mismo periodo del año anterior.

Esta notificación responde a la exigencia que Barclays impone al banco holandés para que su oferta sea aceptada: vender la filial LaSalle Bank a Bank of America. El consorcio no sólo no es partidario de la venta de LaSalle, sino que condiciona su oferta a que ABN no se deshaga de su filial.

La "Asociación de Accionistas" de ABN Amro ha llevado a los tribunales la venta de LaSalle, una operación que se anunció a la vez que el acuerdo de fusión del holandés con el británico Barclays. El representante de la organización, Peter de Vries, denunció ayer durante la junta de accionistas de ABN que esa venta "merma las posibilidades de compra del banco por parte del consorcio" de bancos integrado por el Santander, Royal Bank of Scotland (RBS) y el belga-holandés Fortis.

El director de ABN, Rijkman Groenink dijo ayer durante la junta que, si los tres bancos quieren comprar LaSalle, todavía están a tiempo de hacerlo si presentan una oferta superior a los 21.000 millones de dólares que ofrece el Bank of América, que a su vez tiene el derecho de contestarla.

Una oferta sin cambios

El consorcio no añadió ningún dato acerca de su oferta y remitió a los accionistas de ABN al comunicado emitido el pasado 25 de abril, en el que anunciaron una oferta de adquisición por el banco holandés de 39 euros por acción, que valora la operación en 72.000 millones de euros y supera en un 13% el precio de la propuesta de Barclays. El precio de la oferta incluye el dividendo final de 0,60 euros por título de 2006 y que cerca del 70% del importe se abonará en efectivo, mientras que el 30% restante se pagará con acciones de RBS.

El consejero delegado del Grupo Santander, Alfredo Sáenz ha descartado "rotundamente" y "para evitar especulaciones" que el Santander esté interesado en la participación que ABN tiene en el grupo financiero italiano Capitalia. Si sale adelante la oferta por el grupo holandés, el Santander se quedará, previsiblemente, con el Banco Real de Brasil y con Antonveneta de Italia.

Los resultados del primer trimestre superan lo previsto

La entidad achaca el incremento, que los analistas situaban en un 16%, a que el ritmo de crecimiento de los ingresos fue más del doble que el de los costes. En concreto, el margen de intermediación, diferencia entre ingresos y gastos de créditos y depósito, creció un 19,6%, hasta 3.509 millones de euros; mientras que el ordinario, que añade comisiones, actividad de seguros y resultados de operaciones financieras, se situó en 6.243 millones de euros (+18,3%). El margen de explotación avanzó un 29,3% en el primer trimestre y alcanzó 3.275 millones de euros.

La entidad que preside Emilio Botín registró unos ingresos por comisiones netas de 2.087 millones de euros, un 20,1% por encima de los del primer trimestre de 2006, mientras que los ingresos por la actividad de seguros crecieron un 43,4%, hasta 95 millones. De esta forma, el margen comercial fue de 5.751 millones, un 18,2% más. El resultado neto de operaciones financieras alcanzó los 492 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone un aumento del 20,5% respecto al logrado entre enero y marzo del año pasado.