Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los españoles soportaron con Aznar el mayor esfuerzo fiscal de todos los países de la OCDE

El gasto del Estado español superaba en 2002 el máximo que podían soportar los ciudadanos

Los ciudadanos españoles tuvieron que soportar en el año 2002 el mayor esfuerzo fiscal de todos los países de la OCDE, incluso por encima de lo que su nivel de renta hacía aconsejable.

Así consta en el informe "El futuro de la fiscalidad. Propuestas para un tejido productivo más competitivo", elaborado por el Instituto de la Empresa Familiar.

El estudio establece una diferencia entre presión fiscal (que se obtiene de dividir los ingresos públicos por el PIB) y esfuerzo fiscal, que mide el esfuerzo que hacen los ciudadanos para pagar sus impuestos a través del análisis de su renta per cápita.

Así, de los 30 países que componen la OCDE, España se situaba en el puesto número 17 en el año 1996, mientras que en el año 2002, tras seis años de Gobierno del PP, se encaramó al primer lugar.

Para los autores del estudio, aquellos países que muestran un índice de esfuerzo fiscal superior a 100, "denotan que su gasto efectivo supera al gasto que deberían realizar dada su capacidad". De este modo, el índice de esfuerzo fiscal español se encontraba en el año 1996 en 97, cuando el nivel más alto era ocupado por Japón (106,3).

Seis años después, el esfuerzo fiscal de los contribuyentes españoles se disparó en 14,8 puntos y este indicador se colocó en 111,8, muy por encima de países como Suecia (93,8) o Canadá (90,9).

No obstante, el esfuerzo fiscal español arrastraba altos índices años atrás. En concreto, en 1989 este indicador situaba a España en el segundo puesto del ránking (103,4), sólo superada por Islandia (110,8).