Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nestlé rompe con Ferrán Adriá

La compañía atribuye el fin de la colaboración a "la sobrecarga de trabajo" del reputado chef catalán

El grupo suizo Nestlé ha liquidado el acuerdo de colaboración que mantenía con Ferrán Adriá tras unos meses en los que el cocinero español ha aportado a la mayor firma alimentaria del mundo "sus ideas y su extraordinaria creatividad" para la creación de nuevos chocolates. Según ha anunciado un portavoz de la firma, el fin de la colaboración se debe, en parte, a "la sobrecarga de trabajo" del reputado chef catalán. El acuerdo contemplaba la elaboración de dos nuevas variedades de chocolate que iban a salir al mercado suizo en septiembre de 2006.

La firma ha descartado que la ruptura tenga algo que ver con el fracaso comercial de la marca para la que colaboraba, Cailler, la firma estrella y más antigua del mercado suizo para la que Nestlé diseñó una nueva imagen en 2006.

A iniciativa de la ex responsable de Nestlé Suiza, Nelly Wenger, la compañía decidió dar un nuevo impulso a la primera marca de chocolate suizo jamás comercializada (1825), con un nuevo envoltorio de plástico PET diseñado por el arquitecto francés Jean Nouvel, en lugar del papel y cartón tradicionales, y con una nueva gama de sabores.

Sin embargo, las ventas de la marca cayeron el 24% en 2006 debido tanto a su encarecimiento, cercano al 8%, como al hecho de que el nuevo envoltorio fuera menos respetuoso con el medio ambiente.

Por ello y tras la renuncia a su puerto de Wenger por motivos de salud, la firma helvética ha decidido dar marcha atrás y relanzar la marca con su imagen tradicional.

Nuevos sabores, ninguno de Ferrán

Tras una aventura de la que Nestlé nunca ha facilitado su coste ("decenas de millones de francos suizos", según la prensa helvética), el único cambio que se mantendrá es el del nuevo logotipo -muy similar al anterior- y seis nuevas líneas de sabores que saldrán próximamente al mercado.

Entre ellas no hay ninguna específica de Ferrán Adriá, aunque "en Nestlé se valoran enormemente sus valiosas aportaciones, su inspiración, su creatividad y su saber hacer", argumentó un portavoz de la compañía, quien atribuye en parte el fin de la colaboración a "la sobrecarga de trabajo" del reputado chef catalán.

A primeros de 2006, Nestlé informó de que había alcanzado un acuerdo con Adriá, al que considera "un verdadero alquimista del sabor", para elaborar dos nuevas variedades de chocolate que iban a salir al mercado suizo en septiembre de ese año.

Adriá fue precisamente contactado por el arquitecto Jean Nouvel, tras haber ganado en 2005 el concurso de ideas convocado por Nestlé para relanzar la marca inicialmente en Suiza, un país donde cada habitante come una media de 11,6 kilos de chocolate al año, y posteriormente en el mercado internacional.