Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comisión prevé que las medidas para reducir el CO2 encarecerán un 18% los coches

Un estudio interno señala que la subida en el precio de los vehículos de gama baja oscilaría entre los 1100 y 1700 euros

El ejecutivo europeo reconoce en estudios internos a los que ha tenido acceso el diario Cinco Días que el recorte de emisiones de CO2 propuesto por la Comisión la semana pasada podría encarecer un 18% la industria automovilística de gama baja.

Bruselas calcula que reducir las emisiones de CO2 costará a la industria automovilística 50000 millones de euros entre 2010 y 2020. Pese a que la cifra ya es alta, fuentes del sector acusan a la Comisión de maquillar los números. Según ellos, los coches podrían llegar a encarecerse hasta 3600 euros.

La industria española saldría mal parada

La industria española está especializada precisamente en estos dos automóviles: gama baja y vehículos comerciales. Son dos de los segmentos citados en el documento de la Comisión al que hace referencia Cinco Días. Ambas categorías se encarecerían si intentasen reducir sus emisiones contaminantes.

El precio de los vehículos de gama baja podría aumentar un 10% como media; un 18% si consumen gasolina. Si se llegara a conseguir el objetivo de reducir las emisiones de CO2 en 120 gramos por kilómetro, la subida en el precio del automóvil oscilaría entre 1100 y 1700 euros por unidad.

Las furgonetas tendrían que reducir 30 gramos sus emisiones de CO2. Eso haría que los vehículos comerciales se encarecieran 2617 euros si usan gasolina y 1021 euros si su combustible es gasoil.

La contaminación de los coches sigue aumentando

El estudio sobre el impacto social y económico de las medidas que pretenden reducir las emisiones contaminantes se centra en el sector autromovilístico porque "es uno de los pocos cuyas emisiones continúan aumentando". Desde Bruselas argumentan que las emisiones de CO2 han aumentado un 26% entre 1990 y 2004 en el sector automovilístico.

Los datos que traducen las medidas para reducir la contaminación en mayores gastos por automóvil no se hicieron públicas la semana pasada por el enfrentamiento entre comisarios medioambientalistas se industriales. La estrategia de la Comisión para reducir la contaminación fue aprobada el pasado miércoles sin que llegara a hacerse público el impacto económico de algunas de sus medidas.