Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Joan Clos no prevé subidas sustanciales de la luz en la revisión de julio

El nuevo sistema tarifario prevé que se hagan revisiones trimestrales del recibo de la luz para recoger "la evolución del mercado"

El ministro de Industria, Joan Clos, ha declarado hoy que confía en que la evolución del precio del petróleo se mantenga en los niveles actuales y que, por consiguiente, el recibo de la electricidad, que debe revisarse en julio, no experimente subidas "sustanciales".

El titular de Industria explicó durante un almuerzo organizado por Nueva Economía Forum que el nuevo sistema tarifario prevé que se hagan revisiones trimestrales del recibo de la luz para recoger "la evolución del mercado", por lo que, si el precio del crudo continúa en niveles de 50 dólares por barril, es previsible que el precio de la electricidad tampoco experimente incrementos "importantes".

El Gobierno ha establecido un sistema de subastas trimestrales a plazo, previas a la firma de contratos bilaterales, que servirá de base para efectuar revisiones periódicas (cada tres meses) de la tarifa eléctrica. Las nuevas subastas, que recibieron el respaldo de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) el pasado 11 de enero, todavía no están en marcha, por lo que las revisiones del recibo eléctrico tampoco pueden aplicarse.

El plan de Industria es que el sistema de subastas comience a funcionar a lo largo del primer y segundo trimestre del año y que la primera revisión tarifaria entre en vigor el 1 de julio de este año. El precio del petróleo, al que está referenciado el del gas natural, materia prima con un peso creciente en la generación de electricidad, ha descendido en las últimas semanas como consecuencia de la menor demanda de los países desarrollados. En el verano pasado, el Brent, crudo de referencia en Europa, alcanzó los 78 dólares por barril, frente a los 53 dólares que cuesta hoy.

La construcción de nuevas centrales nucleares, "inaceptable"

Por otro lado, Clos ha señalado que la construcción de nuevas centrales nucleares como las que actualmente funcionan en España (segunda generación) es "inaceptable", tanto por sus condiciones de seguridad como por la gestión a largo plazo de los residuos que generan. El ministro se ha mostrado partidario de debatir el papel de la energía nuclear y, antes de hacer estimaciones sobre lo que cuesta producir electricidad, analizar su coste económico, incluidos los residuos y la implantación de las instalaciones de última generación.

"Las nuevas generaciones de centrales nucleares no resuelven el problema de los residuos y el precio de la producción de las nuevas generaciones de centrales todavía no se conoce", ha señalado.

Respecto a una hipotética fusión entre Iberdrola y Unión Fenosa, en las que el grupo constructor y de servicios ACS controla el 11 y el 40%, respectivamente, Joan Clos ha acvertido de que el Gobierno no ve con buenos ojos empresas "muy grandes que dominen el mercado". El ministro ha eludido pronunciarse sobre las OPA sobre Endesa y la posible compra de esta última por parte de E.ON. "No quiero opinar. Que las empresas decidan", afirmó.