El BCE mantiene los tipos de interés en el 3,5% pero deja la puerta abierta a futuras subidas

La decisión, que coincide con lo previsto por los analistas, mantiene el precio del dinero en el nivel más alto desde septiembre de 2001

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido hoy mantener los tipos de interés a corto plazo para la eurozona en el 3,5%, según ha informado su presidente, Jean-Claude Trichet, en la rueda de prensa posterior. La institución europea mantuvo también la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a las entidades, en el 4,5%, y la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 2,5%.

La decisión cumple con el guión previsto por expertos y mercados, que daban por sentado que el BCE mantendría hoy las tasas tras haberlas incrementado en 25 puntos básicos el mes pasado.

Durante la rueda de prensa, Trichet ha afirmado que los riesgos sobre la estabilidad de precios a medio plazo aún apuntan al alza, pese a la reciente moderación de la inflación. En la rueda de prensa posterior a la reunión de hoy del consejo de gobierno del BCE, Trichet ha calculado que la tasa de inflación de la zona euro se mantendrá en torno al 2% en 2007 y afirmó que los precios energéticos jugarán un "papel importante" en los precios de consumo en los primeros meses del año.

Trichet considera que "observar muy de cerca todos los desarrollos es esencial para asegurar que los riesgos para la estabilidad de precios a medio plazo no se materialicen" y reiteró que "está garantizada" una actuación "firme y a tiempo" para salvaguardar la estabilidad de precios.

Advertencia alcista

El máximo responsable de la política monetaria de la eurozona también ha advertido de la persistente tendencia alcista de la expansión monetaria del área, impulsada, sobre todo, por la alta expansión del crédito. "Mientras que, en contexto de unos tipos de interés al alza, el crecimiento de los préstamos al hogares ha mostrado señales de estabilización en meses recientes, aunque a niveles muy altos, el aumento de los créditos a corporaciones no financieras continúa tendiendo al alza", afirmó Trichet.

Por eso, continuó, la evolución monetaria requiere "un seguimiento muy atento", en particular en un entorno de mejores condiciones económicas y de un desarrollo fuerte de los mercados de la propiedad en muchos países de la zona euro. Trichet dijo que las perspectivas para el crecimiento económico de la zona son favorables y vaticinó que los trece países que comparten el euro crecerán en tasas cercanas a su potencial.

Según el presidente del BCE, la expansión de la economía global deberá permanecer robusta y apoyar las exportaciones de la zona euro, a la vez que continuará el buen momento que atraviesa la demanda interna del área.

Tras las declaraciones de Trichet

La mayoría espera que la institución europea incremente las tasas al menos una vez más este año, posiblemente en febrero o en marzo, para hacer frente a las presiones inflacionistas derivadas, sobre todo, del crecimiento de la masa monetaria y del crédito en la zona euro. Varios miembros del consejo de gobierno del BCE, entre ellos su presidente, han recalcado recientemente que los riesgos para la estabilidad de precios apuntan al alza y señalado la disposición de la entidad de actuar a tiempo y con firmeza para que no se materialicen.

Según los analistas, Trichet hará hincapié hoy, previsiblemente, en las presiones inflacionistas, pese al retroceso de los precios de consumo los últimos meses, e insistirá en el buen momento que atraviesa la economía del área. El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro aumentó un 2,7% en el tercer trimestre de 2006, respecto al mismo periodo de 2005, y un 0,5% en comparación con los tres meses precedentes, según los datos difundidos hoy por la oficina estadística comunitaria, Eurostat.

Además, la Comisión Europea ha revisado ligeramente al alza sus previsiones de crecimiento para la zona euro y ha calculado un aumento del PIB de entre el 0,4 y el 0,8% en el primer trimestre de 2007, y un incremento de entre el 0,4 y el 0,9%, de abril a junio.

Berlín descarta recortes a independencia de la entidad

El ministro de Finanzas alemán, Per Steimbruck, ha descartado hoy cualquier tipo de recortes a la independencia del BCE ya que ésta, dijo, "forma parte de su esencia". "El Banco Central Europeo es independiente y nada va a cambiar al respecto. No hay ninguna duda de esto", dijo Steinbruck en un encuentro con la prensa en Berlín.

Steinbruck formuló estas declaraciones al ser interrogado sobre la discusión que ha habido en la campaña presidencial francesa acerca de la posibilidad de someter al BCE a una mayor vigilancia política. Pese a rechazar cambios en ese sentido, Steinbruck dijo que debía ser posible que los ministros de Finanzas "aborden discretamente, en el seno del Eurogrupo, cuestiones relacionadas con la política monetaria". Alemania ejerce este semestre la presidencia de turno de la Unión Europea.

Lo más visto en...

Top 50