Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

México da un ultimátum a Air Madrid para que explique el incumplimiento en su servicio

Las sanciones económicas podrían ascender a más de 17.000 euros y otra cantidad similar por cada pasajero afectado

Autoridades mexicanas han fijado un plazo definitivo de 10 días a la aerolínea Air Madrid para que responda del incumplimiento en su servicio o, de lo contrario, será multada con varios miles de dólares, según una fuente oficial. El responsable de la Dirección General de Aeronáutica Civil de México (DGAC), Gilberto López Meyer, explicó que, en caso de que la aerolínea no se presente a las autoridades de este país, el Gobierno continuará un proceso a través de las instancias oficiales para aplicarle la sanción.

López Meyer precisó que la sanción económica ascenderá a 250.000 pesos (unos 17.578 euros) y otra cantidad similar por cada pasajero afectado, siempre y cuando los viajeros "interpongan la denuncia". "La primer multa que se aplique será por no dar aviso a la Secretaría (Ministerio) de Comunicaciones y Transportes con 90 días de anticipación de que cancelaría el servicio público de transporte", ha indicado.

Air Madrid, que suspendió sus actividades en todo el mundo el pasado 15 de diciembre, operaba los martes y sábados desde el Aeropuerto Internacional de Toluca, a 60 kilómetros de la capital mexicana.

El máximo responsable de aeronáutica civil mexicana ha afirmado que, de acuerdo con los informes de empleados de Air Madrid, en México se vendieron unos 8.000 billetes que cubrían vuelos desde diciembre pasado hasta mediados de este año. López Meyer dijo que, para cobrar estas multas, el Gobierno podría recurrir a diversas instancias internacionales, debido a que la empresa no dejó ningún bien que pueda ser embargado en México.

"Un empleado más"

Asimismo explicó que, en caso de que la empresa no pague, esta multa se convertirá en un adeudo fiscal, el cual puede ser exigido a través de los mecanismos de colaboración fiscal internacional. También admitió que, aunque este proceso puede ser largo, existen otras medidas para que estas demandas puedan ser ejecutadas.

El director de la filial Air Madrid en México, Jaime Monserrat, ha asegurado que no podrá responder a título personal de estas demandas si el dueño de la empresa "no da ninguna indicación". "Yo soy un empleado más y no puedo hacer nada, solamente tengo 2.000 pesos (140 euros) en caja chica, los mismos que no sirven para responder a esas multas, en todo caso en lo único que puedo es ayudar a las autoridades con las listas de pasajeros", ha dicho el ejecutivo.