Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comienza el Foro Económico de Davos bajo fuertes medidas de seguridad

Más de 5.000 policías tienen fortificada la pequeña ciudad suiza para proteger a los 2.340 participantes, 15 jefes de estado y 60 ministros, entre ellos

La celebración por trigésimo sexto año en Davos del Foro Económico Mundial (FEM) ha vuelto a convertir la pequeña localidad suiza en un pueblo fortificado, con la presencia de 5.500 policías locales, y sus cielos vigilados por aviones de combate y helicópteros de las fuerzas aéreas helvéticas.

Los dispositivos desplegados para mantener la seguridad incluyen desde los más básicos, como arcos detectores de metales, hasta otros más sofisticados, como expertos en armas químicas y biológicas. Tiene un coste que, según el Ministerio de Defensa helvético, ronda los 22 millones de francos suizos (14,2 millones de euros).

En el mantenimiento de la seguridad en el espacio aéreo de Davos, colaboran los ejércitos austríaco y helvético, para lo que el primero de ellos también ha puesto a disposición estaciones de radar móviles y veinte aviones de combate.

Su tarea será identificar cualquier objeto volante y transmitir las informaciones a las autoridades suizas, explicó la organización del FEM, un encuentro que reúne a líderes de todo el mundo y acapara anualmente la atención de la comunidad internacional. Desde la semana pasada, el espacio aéreo de Davos está restringido.

Aún así, este año los grupos que suelen pronunciarse en contra de la globalización económica no han convocado grandes manifestaciones de protesta por la celebración del FEM, concebido en 1971 por su fundador, el suizo Klaus Schwab, inicialmente como "un mero encuentro de amigos".

En esas reuniones iniciales, empresarios e intelectuales se dedicaban a esquiar en una de las zonas suizas más emblemáticas de ese deporte y a debatir sobre las claves para construir un sector privado más rentable y comprometido.

Más de 2.000 participantes

Treinta y cinco años después, el foro reúne a más de 2.340 participantes de 89 países, entre los que destacan líderes políticos, jefes de Gobierno, ministros, empresarios, intelectuales, artistas, organizaciones no gubernamentales y medios de comunicación.

Según la organización, entre esos participantes se encuentran 175 personajes públicos, incluidos 15 jefes de estado o de gobierno, 60 ministros o secretarios de estado, 21 embajadores y 65 responsables de organizaciones internacionales, entre ellos el secretario general de la ONU, Kofi Annan.

Igualmente, acuden a esta edición del FEM 31 dirigentes de organizaciones no gubernamentales, 13 líderes sindicales, 154 responsables del instituciones académicas o "thinks tanks" laboratorios de ideas o foros de debate y 23 líderes religiosos.

El mundo empresarial es el más representado

Sin embargo, como es habitual, el sector con mayor presencia en el foro -en el que se han acreditado 233 periodistas- es el empresarial.

De acuerdo con los datos de la organización, 735 de los participantes que acuden este año al FEM -convocado bajo el lema "El imperativo de la creatividad"- son presidentes o directores ejecutivos de grandes empresas, aunque el 50 por ciento está relacionado con el ámbito empresarial.

Así, están representadas 132 compañías de la famosa lista "Fortune 500" y 94 de la elaborada por el diario británico Financial Times.

Los trabajos que se llevarán a cabo hasta el próximo 29 de enero están repartidos en 244 sesiones de trabajo, así como paneles de discusión, comidas y cenas y reuniones virtuales, entre otras actividades, muchas de ellas restringidas a los medios de comunicación.