National Express compra Alsa por 600 millones y crea el mayor operador de tren y bus europeo

Los Cosmen pasan a ser el segundo accionista de la británica, con el 10% de su capital, aunque afirman su intención de llegar a ser el primero

El grupo británico de transporte National Express ha confirmado hoy que ha cerrado un acuerdo para comprar el grupo español de transporte por carretera Alsa por 381 millones de euros, mediante la emisión de 13,5 millones de acciones nuevas -el 9,9% del capital del grupo- y su transferencia a una compañía instrumental bajo el control de la familia Cosmen, los actuales propietarios de Alsa. A eso le sumará el pago de 217 millones de euros en metálico.

Más información

El grupo británico asume, además, una deuda aproximada de 289 millones de euros (199 de libras). La posición de los Cosmen en la británica asegurará que Jorge Cosmen se siente en el Consejo de la británica, como director no ejecutivo. National Express afirma que el acuerdo, que previsiblemente generará beneficios desde el primer año, debería completarse en las próximas seis semanas.

Los Cosmen se quedan con el negocio en China

La operación, que deberá pasar ahora por el Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC), deja fuera las actividades del operador español en Asia y Latinoamérica, que seguirán en manos de los actuales accionistas.

La pasada semana el grupo británico ya dijo que mantenía conversaciones con los accionistas de la compañía española. La compañía británica es la primera operadora ferroviaria del Reino Unido, y sus nueve franquicias mueven el 30% de los trenes de pasajeros. Es además líder del transporte por autobús con más de 1.000 destinos en las islas británicas y con líneas en 31 estados de EE UU.

La empresa británica, que ha estado asesorada por Merrill Lynch y Quantica, señala a sus accionistas los beneficios que le reportará la operación, y recuerda que Alsa le da una "escala inmediata en un mercado con un atractivo crecimiento". Remarca además la posición dominante de Alsa en el mercado del transporte de viajeros en España por autobús, y señala que la actividad de la española está en el "núcleo" de su negocio.

El Grupo National Express transporta a más de 1.000 millones de pasajeros al año en todo el mundo en sus servicios de autobús, tren, tren ligero, autocar expreso y sus conexiones con aeropuertos. Con más de 40.000 empleados, facturó el pasado año más de 3.780 millones de euros y registró un EBITDA de 224 millones.

Alsa transporta por su parte a 93 millones de viajeros, y obtuvo en 2004 unos beneficios de 72 millones de euros, después de facturar 318,5 millones, y da trabajo a unos 3.100 empleados.

Competencia para Renfe

Al comprar Alsa, National Express gana de inmediato la posición de líder en el transporte de viajeros en autobús en España, pero obtiene mucho más que eso. Controlando la empresa española, National se pone en la línea de salida para luchar con Renfe a partir de 2010, la fecha prevista para la apertura a la competencia del transporte de viajeros por ferrocarril.

El tamaño de National y su experiencia en la operación de líneas de tren en Reino Unido le permitirían superar el principal obstáculo para las compañías de transporte españolas que quieren dar el salto al jugoso negocio del ferrocarril: la falta de experiencia. Quizá eso explique el precio, relativamente alto, que ha pagado la británica por la veterana Autobuses Luarca SA.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50