Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas descarta irregularidades en la gestión del Banco de Italia en la OPA de BBVA

El Ejecutivo comunitario quería esclarecer si el banco central italiano pudo haber vulnerado la legislación europea al imponer ciertas condiciones para el éxito de las OPAs

La comisaría europea de Competencia, Neelie Kroes, no ha hallado indicios de que el Banco de Italia vulnerase la normativa comunitaria de fusiones al gestionar las frustradas ofertas públicas de adquisición (OPA) del banco español BBVA y el holandés ABN AMRO sobre sendas entidades italianas.

"No hemos constatado acciones discriminatorias, ni concluido que las medidas del Banco de Italia no estuviesen fundamentadas en el principio de prudencia", ha afirmado hoy el portavoz de Competencia de la Comisión Europea (CE), Jonathan Todd. Los servicios de Kroes han analizado las alegaciones por escrito que el presiente del Banco de Italia, Antonio Fazio, les remitió el pasado junio en respuesta a una petición previa de la Comisión.

El Ejecutivo comunitario quería esclarecer si el banco central italiano pudo haber vulnerado la legislación europea al imponer ciertas condiciones para el éxito de la OPA de BBVA sobre la Banca Nazionale del Lavoro (BNL) y de ABN AMRO sobre la Banca Antonveneta, pese a que estas operaciones ya habían obtenido el visto bueno de la CE.

Bruselas ha recordado entonces que las condiciones exigidas por el Banco de Italia sólo podrían justificarse por razones prudenciales, por ejemplo, en el caso de que los bancos ofertantes careciesen de la solidez financiera necesaria para la viabilidad de la operación.

Pese a no haber encontrado pruebas de actuación irregular, los servicios de Kroes seguirán con atención las pesquisas de las autoridades judiciales y financieras italianas sobre la actuación Fazio, ante la posibilidad de que nuevos datos le hagan replantearse sus conclusiones iniciales, precisó el portavoz.

Además, en paralelo al examen de Kroes, el comisario europeo de Mercado Interior, Charlie McCreevy, continua investigando las posibles barreras a la libre circulación de capitales en el sector bancario italiano, en el marco de un informe general sobre los mercados financieros europeos que prevé presentar el próximo otoño.