Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ferrovial duplica hasta el 66% su participación en el metro de Londres

La adquisición en Tube Lines le costará al grupo español 206 millones

Amey, compañía británica de servicios controlada por Ferrovial, ha cerrado un acuerdo con Jarvis para la adquisición del 33% que esta compañía mantenía en Tube Lines por 206 millones de euros, con lo que la participación de Amey se ha elevado al 66%.

Tube Lines gestionaba con Javis, al 50%, el contrato a 30 años para la asistencia técnica para la explotación y mantenimiento de tres líneas del metro de Londres y tras el acuerdo de Amey con Jarvis, será la empresa controlada por Ferrovial la responsable de la gestión del contrato.

Fuentes de Ferrovial señalaron que así consolida su estrategia de potenciar la actividad de promoción y financiación privada de infraestructuras y servicios para las administraciones públicas. Este acuerdos supondrá para Ferrovial una cifra de negocio adicional de 260 millones de libras (377 millones de euros) en 2005. El grupo que preside Rafael del Pino prevé que su división de servicios, en la que está integrada Amey, concluirá 2004 con una facturación de 2.000 millones euros.

335 kilómetros y 100 estaciones

En total, Tube Lines, gestiona 100 estaciones y 335 kilómetros de vía por las que transitan 246 trenes y un total de 1,75 millones de pasajeros diariamente. Su plantilla está integrada por 2.590 personas.

Ferrovial se hizo con la empresa de servicios británica Amey en 2003, mediante una Oferta Pública de Adquisición (OPA) de acciones amistosa. La incorporación al grupo de esta empresa, junto a la española Cespa adquirida ya en 2004, triplicó las ventas del área de servicios de Ferrovial hasta el pasado mes septiembre, que sumaron 1.864,7 millones de euros.

Recientemente, Ferrovial, a través de esta filial británica, se hizo con el contrato de mantenimiento del National Driver Information and Control System (NADICS), el servicio de información sobre el estado de las carreteras de Escocia, durante un periodo de cinco años, ampliable a dos más, por un importe de 8 millones de libras (11,5 millones de euros).