Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hoteleros piden la reconversión del sector turístico ante la bajada de la rentabilidad

El Gobierno no promocionará ni comercializará el modelo "todo incluido"

Altos directivos de dos de las principales cadenas hoteleras españolas, Sol Meliá y Riu, coincidieron hoy en reclamar una reconversión del sector turístico para frenar la pérdida de rentabilidad de sus negocios. Por otro lado, el Gobierno no incluirá la oferta hotelera del modelo "todo incluido" dentro de las actividades de promoción y de apoyo a la comercialización que realiza a través del Instituto de Turismo de España (Turespaña).

La consejera delegada de Riu Hotels, Carmen Riu, y el vicepresidente de Sol Meliá, Sebastián Escarrer, hicieron estas reflexiones tras participar en la primera ponencia del III Congreso de la Cúpula Asociativa de las Agencias de Viajes Españolas (CAAVE), que se celebra hoy y mañana en Mallorca.

Escarrer ha señalado que la última temporada turística no ha sido buena, con resultados especialmente negativos en Canarias y algo menos en Andalucía.

El empresario ha animado al conjunto del sector a dejar "de hablar del número de turistas" y a centrarse en "la rentabilidad que tiene la industria y el conjunto de la sociedad". "Sin reconversión no podemos atacar el futuro del turismo como toca. Es esencial que sea absolutamente integral y que la oferta complementaria esté completamente involucrada", ha agregado Escarrer.

Sin embargo, para Carmen Riu la caída de la rentabilidad en sus hoteles del archipiélago mediterráneo ha sido "muy fuerte" a pesar "el aumento de los clientes y de la reducción de las ofertas, puesto que los precios han subido por debajo del IPC durante los últimos años.

En este contexto, la consejera delegada de Riu Hotels ha abogado por una reconversión en la que participen activamente las instituciones ofreciendo subvenciones o incentivos fiscales para la reforma de hoteles y establecimientos de oferta complementaria.

A su juicio, una de las causas del crecimiento de la modalidad hotelera de "todo incluido" es que la oferta complementaria no se ha sabido adaptar a las demandas de unos clientes que, en algunos casos como el de los alemanes, han visto reducido el presupuesto para sus vacaciones.

El Gobierno no promocionará el modelo "todo incluido"

El Gobierno no incluirá la oferta hotelera del modelo "todo incluido" dentro de las actividades de promoción y de apoyo a la comercialización que realiza a través del Instituto de Turismo de España (Turespaña).

Así se desprende de la respuesta del Gobierno a la pregunta escrita dirigida al Congreso por el Grupo Popular sobre la opinión del ejecutivo acerca del incremento de la oferta hotelera del modelo "todo incluido" en diversos destinos turísticos españoles, así como incidencia del mismo en la oferta de la Costa del Sol.

El Gobierno ha argumentado su voluntad de no promocionar dicho concepto hotelero en que éste "rompe con el modelo de oferta tradicional del turismo español", que ha calificado de "abierto, preocupado cada vez más por la ampliación de los servicios complementarios que se puedan ofrecer".

No obstante, el Gobierno ha subrayado que su posición es de "absoluto respeto a la libertad que los empresarios tienen de utilizar los modelos de negocio que juzguen más convenientes para el desarrollo de su gestión".