Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas multa con 222,3 millones a ocho empresas por acordar mantener altos sus precios

Las compañías formaron durante 12 años un cártel en el mercado europeo de tubos de cobre para fontanería

La Comisión Europea ha multado con 222,3 millones de euros a ocho empresas por haber formado durante 12 años un cártel en el mercado europeo de tubos de cobre para fontanería con el objetivo de mantener los precios altos, ha informado el Ejecutivo comunitario a través de un comunicado.

"A causa del comportamiento ilícito de estas sociedades, el precio pagado por los consumidores europeos por los trabajos de fontanería o por la compra de una casa es más elevado que si la competencia se hubiera desarrollado en condiciones satisfactorias", ha señalado el comisario de Competencia, Mario Monti.

La multa se reparte, de acuerdo con la gravedad de los hechos, la duración de las infracciones, el tamaño y el grado de colaboración con Bruselas, entre las ocho compañías: la sueca Boliden (32,6 millones de euros), la griega Halcor (9,16), la holandesa HME (4,49), la británica IMI (44,98), KME, de Alemania, Italia y Francia (67,08), Mueller Industries, de Estados Unidos, Reino Unido y Francia (0), la finlandesa Outokumpu (36,14) y la alemana Wieland Werke (27,8).

Estas empresas se repartieron el mercado de la mayor parte del espacio económico europeo entre junio de 1988 y marzo de 2001, violando las disposiciones del Tratado de la UE. Este mercado representaba 1.150 millones de euros en el año 2000. La Comisión fue informada de este comportamiento en enero de 2001 por la denuncia de Mueller Industries, que permitió a esta compañía librarse de la multa por revelar la existencia del cártel.

La investigación de la Comisión Europea ha evidenciado que estas sociedades habían puesto en marcha un cártel "clásico, bien estructurado, que comportaba la utilización de nombres en código y la convocatoria de reuniones en salones anónimos de aeropuerto". Se trataba de evitar la competencia mediante un sistema de atribución de volúmenes de producción y cuotas de mercado, la fijación de objetivos y subidas de precios, así como la aplicación de otras condiciones comerciales a los tubos sanitarios de cobre.

"El objetivo es mantener precios elevados en los países donde el nivel de precios es elevado, y si es posible aumentarlos todavía más", escribió una de las empresas en las notas que se tomaron en la primera reunión a nivel europeo, el 29 de septiembre de 1989, en el aeropuerto de Zurich, a la que siguió otro encuentro en la sala de negociación del aeropuerto de Amsterdam. En estos encuentros se intercambiaba información sobre ventas, pedidos, cuotas de mercado y precios.

Esta decisión sitúa en 4.550 millones de euros el montante total de las multas inflingidas por la presente Comisión por infracciones a la legislación antitrust en la Unión Europea desde que entró en funciones en octubre de 1999. La multa más alta de la historia de la UE, de 855 millones de euros, se impuso en 2001 a ocho farmacéuticas por pactar los precios de las vitaminas.