Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INFORME ANUAL 2002

El Banco de España pide una reducción del precio de la vivienda

Caruana reclama a las entidades de crédito que extremen la prudencia en la concesión y gestión de créditos

El gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, ha advertido durante la presentación del Informe Anual de 2002 sobre el excesivo endeudamiento de las familias y las empresas españolas. Como solución, Caruana ha pedido una reducción del precio de la vivienda, porque ha superado los niveles "coherentes".

Caruana ha indicado que la mayor parte de la financiación recibida en el último año ha tenido como destino final la adquisición de vivienda. Según la autoridad bancaria, este hecho junto con el aumento de la inmigración, el crecimiento de la demanda de segundas residencias, la subida de las renta y el "pronunciado" descenso de tipos de interés, ha provocado un crecimiento importante del precio de la vivienda, en paralelo a la desfavorable evolución de las cotizaciones bursátiles.

En este sentido, ha alertado de que el valor de los inmuebles podría haber sobrepasado los niveles considerados como "coherentes", por lo que ha abogado por que el precio de la vivienda comience a "reconducirse de una manera progresiva y ordenada" hacia registros más acordes con la evolución de la oferta y la demanda.

Para corregir los "desequilibrios" actuales, Caruana ha propuesto modificar las regulaciones y prácticas que "restringen" la oferta del suelo y corregir las "distorsiones" que determinan el "marcado sesgo" de la vivienda en propiedad frente a la de alquiler. Además, ha reclamado a las entidades de crédito que extremen la prudencia en la concesión y gestión de créditos, y que realicen un "importante" esfuerzo de racionalización de costes con el objetivo de encarar la "elevada" competencia en el sector bancario español y superar la actual coyuntura financiera internacional.

Buenas perspectivas

En cuanto a la evolución de la coyuntura económica, el gobernador del Banco de España ha destacado la "notable" capacidad de la economía española para crecer un 2% en 2002, crear empleo y avanzar en el proceso de convergencia real. Para los próximo meses Caruana augurado una "pérdida de intensidad" de los efectos expansivos del descenso de tipos de interés y de la revalorización inmobiliaria, que junto con la previsible recuperación de la tasa de ahorro de los hogares, podría provocar un descenso del consumo interno y, a su vez, de la construcción, como consecuencia de la caída de la demanda de viviendas.

Cambios en la negociación colectiva

En materia de precios, ha destacado que la inflación se ha recortado más de un punto en los primeros meses de este año, tras repuntar hasta el 4% en 2002, y ha añadido que las tensiones inflacionistas del pasado año se transmitieron parcialmente a los salarios, "poniendo de manifiesto la importancia de reforzar la moderación salarial". En este sentido, ha apelado a la necesidad de introducir "algunos cambios" en el sistema de negociación colectiva para que sus resultados "guarden relación con la situación concreta de las empresas", así como estimular la contratación estable frente a la temporal.

Por otro lado, el Banco de España ha hecho público que su beneficio neto ascendió en 2002 a 2.196,25 millones de euros, cantidad que que representa una caída del 54,18% respecto a las ganancias obtenidas en 2001, que se elevaron a 4.793,5 millones.