Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BANCA

El Banco de España expedienta al BBVA por la existencia de fondos secretos

La entidad decidió regularizar su situación en el ejercicio de 2000 y contabilizar estos fondos "como beneficios extraordinarios"

El Banco de España ha abierto un expediente administrativo al Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) por haber ocultado hasta el año 2000 la existencia de unos fondos secretos que llegaron a suponer unos 225 millones de euros.

Según ha informado hoy el BBVA a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el banco decidió regularizar la situación en el año 2000, tras la fusión de BBV y Argentaria, y rescatar estos fondos acumulados en una cuenta en el extranjero, que se abrió en 1987 por el antiguo Banco Vizcaya.

El BBVA decidió contabilizar estos fondos en su cuenta de resultados del 2000 "como beneficios extraordinarios", al tiempo que puso la situación en conocimiento del Banco de España, aunque no de la CNMV.

Según fuentes de la entidad, el BBVA ha atendido desde entonces los requerimientos que el Banco de España le ha efectuado y, a su juicio, la resolución del expediente abierto por el Banco de España "no supondrá un impacto material para la entidad".

Fuentes del banco han confirmado que estos fondos se consiguieron en un principio con la venta de acciones del Banco Vizcaya y, posteriormente, de Argentaria, que permanecían "aparcadas fuera de España", al tiempo que negaron que se hayan hecho pagos con esta cuenta secreta y menos que se hayan destinado a "fines ilícitos".

También han negado dos de las hipótesis que publica hoy El Mundo y que señalan que los fondos de esta cuenta estarían destinados a pagar posibles rescates de responsables del banco si sufrían algún secuestro terrorista, y que la anticipada salida del presidente Emilio Ybarra del banco, el pasado mes de diciembre, estaría forzada por la regularización de esta cuenta.

Desde octubre de 1987

El BBVA sí ha confirmado que el origen de esta cuenta se remonta a octubre de 1987, fecha en la que el entonces presidente del Banco Vizcaya, Pedro Toledo, decidió comprar un paquete del 5,00% del banco a Torras-KIO. El Vizcaya "aparcó" estas acciones fuera de España y unos años después la vendió, obteniendo las correspondientes plusvalías y los intereses generados por ese dinero.

En 1996, según el BBVA, se hizo una operación similar con los fondos de esa cuenta en el extranjero sobre acciones de Argentaria, que se vendieron entre 1997 y 1998, hasta acumular en la citada cuenta 225 millones de euros.

Las fuentes del BBVA han indicado que tras la fusión del BBV y Argentaria, los copresidentes Emilio Ybarra y Francisco González decidieron regularizar la situación de esta cuenta secreta y acordaron contabilizar sus fondos como "beneficios extraordinarios" en el último trimestre del 2000. En ese momento, comunicaron la existencia de la cuenta secreta al Banco de España y a los auditores externos, la compañía Arthur Andersen.