Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARBURANTES

Un nuevo combustible sin plomo sustituye a partir de hoy a la gasolina 'súper'

El precio es similar al de la 'súper', pese a que el coste de producción es mayor

Las principales petroleras que operan en España y los empresarios de estaciones de servicio han asegurado el suministro del nuevo combustible a partir hoy en todas las gasolineras españolas.

El nuevo tipo de combustible se expende en los mismos surtidores en los que antes estaba la gasolina 'súper', y viene con el aditivo incorporado, por lo que no es necesario que el automovilista realice la mezcla ni que las estaciones de servicio reformen sus instalaciones. Este sistema funcionará durante dos años ya que al término de ese periodo dejará de venderse el combustible especial y el aditivo se venderá por separado.

El precio es similar al de la actual 'súper', pese a que el coste de producción es mayor. Este concepto se compensa gracias a la menor fiscalidad del carburante sustitutivo. No obstante, el precio de venta al público depende de las políticas comerciales de cada compañía, algunas de las cuales han decidido cambiar la denominación de la nueva 'súper'.

En concreto, Repsol YPF, primera petrolera de España con una cuota de mercado del 45%, denomina a esta gasolina "Nueva Súper 97"; Cepsa, "Nueva súper"; y BP, "BP Ecosúper 97 con sustitutivo del plomo", nombres que ya aparecen en los surtidores de las compañías.

Normativa europea

El plazo máximo fijado por la Unión Europea para la desaparición de las gasolinas con plomo, áltamente contaminantes, era el 1 de enero de 2000, pero, ante la situación de algunos mercados, la Comisión Europea concedió una moratoria a España, Italia y Grecia hasta el 31 de diciembre de 2001.

De hecho, lo que hace el Gobierno es convertir en norma algo ya previsto por las empresas petroleras, que anunciaron en marzo que adelantarían al mes de agosto la retirada de este tipo de combustibles, más contaminante.

En la actualidad, en torno a dos millones de vehículos sólo pueden utilizar gasolina con plomo. Este parque automovilístico sufrió un gran retroceso durante todo el año 2000, coincidiendo con el anuncio de la desaparición de la súper, ya que a principios de 2000 casi un 40% de todos los coches que circulaban por las carreteras españolas usaban esta gasolina.

El consumo de gasolina 'súper' representaba el 28,5% del total de las gasolinas, según datos hasta el pasado mes de abril.