Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:GRANADA 2 - MÁLAGA 1

Segundo triunfo seguido de Abel

El Málaga no resiste la presión de un Granada que se aleja del descenso

El Granada venció al Málaga en un duelo marcado por la intensidad y la igualdad. El conjunto de Manuel Pellegrini, que no ha ganado fuera desde noviembre en Santander, parece hecho a imagen y semejanza de su técnico. Un equipo fino, con muy buen gusto, pero algo melancólico y con aversión a los ambientes hostiles, en los que se apoca y sufre para manejar los tiempos. Por su parte, Abel parece haber confeccionado un nuevo traje para el Granada. Acostumbrado con Fabri a atrincherarse en su guarida para soltar algún zarpazo episódico, ahora no espera, sino que busca a su rival en su campo e intenta achicarle los espacios con la defensa muy adelantada. Una propuesta atrevida. En este nuevo escenario hay varios futbolistas que se manejan como peces en el agua. Uno es Ighalo, más técnico que rápido, que abrió el marcador de cabeza tras un buen centro de Mikel Rico.

GRANADA 2 - MÁLAGA 1

Granada: Julio Cesar; Nyom, Íñigo López, Borja Gómez, Siqueira; Yebda, Mikel Rico; Jara, Martins (Uche, m. 84), Dani Benítez (Henrique, m. 70); e Ighalo. No utilizados: Juan; Cortés, Mainz y Abel.

Málaga: Caballero; Gámez, Demichelis, Weligton, Monreal; Tulalan, Maresca (Recio, m. 70); Cazorla, Seba Fernández, Buonanotte (Duda, m. 62); y Rondón. No utilizados: Kameni; Matthijsen, Eliseu y Camacho.

Goles: 1-0. M. 57. Ighalo. 1-1. M. 67. Rondón. 2-1. M. 81. Íñigo López.

Árbitro: Mateu Lahoz. Amonestó a Mikel Rico, Borja Gómez, Yebda y Gámez y expulsó directamente (m. 82) a Demichelis.

Unos 22.000 espectadores en el estadio de Los Cármenes.

A pesar de estar cargado de ilustres bajas para el encuentro, entre ellas las de Baptista, Joaquín, Van Nistelrooy e Isco, el Málaga, uno de los que más invirtió en fichajes el pasado verano en toda Europa (60 millones de euros), dispone de una plantilla profunda, con futbolistas como el diminuto uruguayo Seba Fernandez, un torbellino en los espacios cortos. Así, su fenomenal combinación con Monreal solo tuvo que empujarla el venezolano Rondón en la boca de gol para lograr el empate.

Tras un intercambio de manos, en el que rondó el segundo gol malacitano, fue Íñigo López el encargado de dar la victoria al Granada aprovechando un balón suelto de Caballero después de un latigazo seco de Siqueira desde la línea frontal del área.

Este tanto descompuso al Málaga, que perdió el control de la situación por completo. Muestra de ello fue Demichelis, que se autoexpulsó tras una entrada durísima a Jara. Mateu Lahoz fue inflexible y le mandó a los vestuarios.

Segunda victoria seguida de Abel Resino, que aleja al Granada de los puestos del descenso y le permite respirar. Por su parte, el Málaga pierde una oportunidad de oro para acercarse más a Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de febrero de 2012