Arantxa Sánchez Vicario, con Marisa y Emilio

Arantxa Sánchez Vicario, con Marisa y Emilio, sus padres, tras ganar el Roland Garros de 1994.
Arantxa Sánchez Vicario, con Marisa y Emilio, sus padres, tras ganar el Roland Garros de 1994.CLIVE BRUNSKILL (GETTY)
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS