Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El enigma del Sacromonte

El cineasta Óscar Berdullas firma un documental sobre los 'Libros plúmbeos'

Hay enigmas que sobreviven al tiempo para convertirse en parte de la historia. Es el caso del misterio de los libros plúmbeos, un argumento enorme que no ha explotado por completo sus posibilidades y sobre el que acaba de rodarse un documental dirigido por Óscar Berdullas.

En 1588 se construía la Catedral de Granada. Se trataba de un ambicioso proyecto que pretendía dotar a la ciudad de uno de los más importantes templos católicos. Todavía no se habían cumplido cien años del fin de la Reconquista y los moriscos granadinos que habían sido obligados a convertirse para no ser expulsados trataban de buscar la forma de mantener su credo a escondidas. "Aquella ciudad debió estar llena de dramas y paradojas, tuvo que ser un tiempo muy intenso", explica Berdullas.

Los moriscos granadinos querían sintetizar islamismo y cristianismo

La cinta apunta al converso Miguel de Luna como autor de los textos

Uno de aquellos días en los que centenares de obreros trabajaban para levantar la catedral apareció un cofre con reliquias cristianas y un pergamino. La historia es digna de una novela de ficción, pero es real. Aquel pergamino encontrado en el lugar en el que se estaba levantando el templo explicaba la ubicación en el Sacromonte de la tumba de san Cecilio.

Una década después, en el lugar señalado aparecieron los huesos del santo junto a los conocidos como Libros plúmbeos, unas planchas circulares en plomo con extraños signos escritos en latín y en árabe que parecían guardar un nuevo evangelio, el revelado por la Virgen María.

Aquel descubrimiento tuvo importantes y rápidas repercusiones. El fervor en la ciudad se disparó y el Vaticano reclamó los libros que hacían importantes revelaciones. La máxima autoridad eclesiástica no tardó en calificar de falsos los libros, que volvieron a Granada hace poco más de una década.

La mayor parte de los estudiosos coinciden en que se trató de un intento de los moriscos granadinos por lograr sintetizar el cristianismo y el islam para no perder su religión y evitar de ese modo su expulsión de España.

El documental de Berdullas, que ha despertado un gran interés entre diferentes televisiones, tiene como hilo argumental la búsqueda del responsable de los libros. "Lo más probable es que el autor fuera un morisco converso llamado Miguel de Luna. Se trataba de un hombre muy culto e instruido de familia noble que ya había participado en otras célebres falsificaciones", explica el cineasta.

También se ha barajado a lo largo de los años la posibilidad de que participara en el engaño el traductor Alonso de Castillo, uno de los más celebrados en la época, aunque la hipótesis que señala a Miguel de Luna ganó fuerza al descubrirse que colaboró con el arzobispo de Toledo en la falsificación de la Cruz de Caravaca.

El enigma de los Libros Plúmbeos será preestrenado en Granada a finales de febrero y llegará a la gran pantalla en marzo. El documental está protagonizado por la actriz Griselda Qmar, que va indagando en la historia del árabe san Tesifón, discípulo de Santiago, que habría padecido martirio en el Sacromonte y que en la actualidad es el patrón de la ciudad, san Cecilio.

"Es sorprendente que el Vaticano declarara que todo era falso menos los restos de san Cecilio, que sí consideró originales", señala Berdullas, para quien todo lo sucedido se trata de "una historia negra que todo el mundo debiera conocer", por lo que tuvo de imposición religiosa y de persecución de los moriscos.

El cineasta ha tratado de mantener el "rigor histórico" como base de su trabajo, por lo que ha contado con la participación de diferentes investigadores que llevan años esclareciendo la historia morisca de Granada. "Cuando me planteé hacer este documental fui consciente de la densidad y de la polémica del tema, por lo que la premisa fundamental de la que he partido ha sido la de transmitir qué son los Libros plúmbeos a cualquier persona, con independencia de su nivel cultural", aclara el autor, que ha usado escenarios naturales relacionados con la historia.

"Otras de las causas que sin duda me han empujado a rodar este documental ha sido poner en valor las investigaciones del poeta y filólogo arabista Miguel Hagerty Fox, que fue sin duda uno de los grandes conocedores a nivel mundial de esta historia", concluye.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de febrero de 2012