Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jurado declara culpable al acusado de matar a su novia en Salt

Hacía ocho meses que Mónica González y José Luis Terrones salían juntos cuando él la mató a navajazos la madrugada del 6 de junio de 2010 en Salt (Gironès). Un jurado popular declaró ayer al hombre culpable de un delito de asesinato y descartó por unanimidad que sufriera algún trastorno mental cuando cometió el crimen. El fiscal solicitó 20 años de cárcel, una pena que la defensa pidió rebajar a 13.

Terrones y González planeaban ir a vivir a Badajoz, donde él tiene una casa. Ni la familia del asesino ni la de la víctima se explican las razones por las que acabó esa noche con la vida de la mujer, según declararon en el juicio. Tras cenar con ella y acompañarla a casa en coche, el hombre le asestó varias puñaladas con una navaja en el portal.

"Maté a Mónica, pero no sé por qué. La quería mucho", declaró el hombre. Su abogado mantuvo que Terrones sufre un trastorno mental que exige su ingreso en un centro psiquiátrico, pero los forenses no lo confirmaron y el jurado ha considerado que el hombre estaba en plenas facultades.

El tribunal popular sí ha aceptado una atenuante de confesión que pedía la defensa, lo que podría aligerar la pena solicitada por el fiscal, aunque este ha pedido que se tenga en cuenta la agravante de parentesco a la hora de establecer la condena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de febrero de 2012