Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El fin de una aerolínea

Spanair cancela sus operaciones por sus enormes problemas financieros

La aerolínea, abocada al concurso de acreedores tras fracasar la búsqueda de socios

Spanair no logró convencer a Qatar Airways y hoy ha dejado de operar. Un nuevo socio era su último cartucho para tratar de salir adelante pese a sus problemas financieros. La compañía catarí no vio claro el negocio y, según la Generalitat de Cataluña, propietaria junto al Ayuntamiento de Barcelona de la mayoría de las acciones, temía que la Unión Europea exigiera en un futuro la devolución de todas las inyecciones públicas. Tras el fracaso en la búsqueda de inversores, ayer se precipitó el desenlace más temido. Hacia las seis de la tarde se reunió el consejo de administración de Spanair. Para entonces, ya comenzaba a preparar la anulación de todas sus operaciones. 22.771 personas se verán afectadas por la cancelación de vuelos solo este fin de semana, en el que se han anulado 212 vuelos.

Hay más de 22.700 afectados por las cancelaciones solo este fin de semana

A las ocho de la tarde llegó un vuelo a Barcelona desde Bilbao. Al bajar, los trabajadores de la compañía comunicaron a los pasajeros que sus billetes de vuelta estarían anulados. "Nos han dicho que ya no volarán más, pero sin explicaciones", se quejaba Martina Jiménez. Se dirigió a los mostradores de la compañía, donde el ambiente empezaba a caldearse. Las pantallas del aeropuerto comenzaron a teñirse de rojo. A las 22.00 aterrizó el último vuelo de Spanair.

La aerolínea presentará el concurso de acreedores, según fuentes de la compañía, aunque ferran Soriano, presidente, evitó ayer aclarar los detalles tras el consejo de administración. Fundada en 1986, pasó en 2009 de la escandinava SAS a manos de empresarios catalanes. Cerró 2010 con una facturación de 607 millones de euros y unas pérdidas de 115 millones. En 2009 había perdido otros 186 millones. Aena y el Ministerio de Fomento iniciaron un plan para recolocar a los pasajeros afectados. Las compañías de la competencia, como Ryanair, Vueling o Easyjet, comenzaron a organizarse con el Ministerio de Fomento para acoger a los viajeros que Spanair no podrá transportar. La empresa tenía previstos solo para hoy 91 vuelos. El año pasado fue la quinta compañía de España por número de pasajeros transportados, con 12,5 millones de viajeros.

Qatar Airways debía insuflarle el oxígeno financiero que necesita. La Generalitat catalana fue quien pilotó la negociación y el consejero de Economía, Andreu Mas-Colell viajó en persona a Qatar a tratar de convencer a su directiva. Trataban de evitar el fin de la empresa que han sostenido con dinero público a través de compañías públicas como Avançsa o Fira de Barcelona y en colaboración con el Ayuntamiento de la ciudad. Por la tarde, el Gobierno catalán confirmó que no volverá a salir al rescate de Spanair. "En un contexto de crisis económica como la actual, el Gobierno tiene que ser extraordinariamente cuidadoso con sus prioridades de gasto. La administración catalana ha participado en el proyecto teniendo en cuenta las limitaciones de la legislación europea referente a la libre competencia. Estos dos factores imposibilitan nuevas aportaciones de capital de la Generalitat", dijo el Gobierno catalán.

Spanair da trabajo directa o indirectamente a unas 4.000 personas (su plantilla directa en 2010, último año en el que ha entregado al Registro Mercantil sus cuentas, era de unas 2.700 personas). La competencia lleva años mostrando sus dudas sobre la viabilidad de la compañía y sobre la legalidad de las múltiples inversiones y los créditos públicos recibidos. El vicepresidente de Ryanair, en su última comparecencia, señaló que el apoyo público que recibía era ilegal, y que esperaba que estuvieran preparando "el entierro" de la empresa. El presidente de Vueling, Josep Piqué, también lleva años quejándose y hace solo unos días el presidente de Iberia, Antonio Vázquez, apuntó que el proyecto "no tenía futuro". La competencia acudió incluso a Bruselas para denunciar lo que consideran una injusticia. Incluso desde su propia socia, la escandinava SAS, que posee el 10,9% de las acciones, se han encendido las alarmas en numerosas ocasiones. En sus últimos informes financieros ya incluían las provisiones para una hipotética quiebra de su socia.

Información útil

- Si pagó el billete con una tarjeta de crédito, infórmese en su entidad financiera sobre el reembolso; si contrató seguro de cancelación, contacte con su aseguradora; si tiene un billete comprado en Spanair pero operado por otra aerolínea, en principio, su vuelo está garantizado.

- Spanair ha llegado a un acuerdo con Vueling, Iberia y Air Europa para que los pasajeros vuelen en los próximos tres días con una tarifa especial de 60 euros (Península y Baleares); 90 euros (Canarias) y 100 euros (vuelos internacionales).

- Para reclamar el reembolso acuda a las oficinas de ventas de Spanair; mostradores de AENA o la Agencia Catalana de Consum.

- El Spanair Center (900 13 14 15 o +34 971 916 047) y las oficinas de Spanair en aeropuertos estarán abiertas. La web www.spanair.com dará información actualizada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de enero de 2012

Más información