Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el hombre que vendió mamas PIP a 300.000 mujeres

Meses después del estallido en Francia de uno de los mayores escándalos sanitarios del país, con ramificaciones en todo el mundo, el fundador de la empresa de implantes defectuosos Poly Implant Prothese (PIP), Jean-Claude Mas, fue detenido ayer por la policía. Mas, de 72 años, quien ha reconocido la utilización de un gel no homologado en la fabricación de parte de sus prótesis, fue interrogado en el marco de una investigación judicial por homicidio y heridas involuntarias. En paralelo, se enfrenta a otra causa abierta por estafa agravada, cuyo juicio se espera este otoño. Se calcula que son entre 400.000 y 500.000 las mujeres con implantes PIP, con una elevada tasa de rotura, en todo el mundo.

El empresario recibió la visita de los gendarmes a primera hora de la mañana en el domicilio de su pareja en Six-Four-Les-Plages, en la costa mediterránea francesa, entre Toulon y Marsella. La mansión fue registrada en su presencia por los investigadores, al igual que la de Claude Couty, directivo de la extinta PIP también detenido ayer.

Se trata de la primera vez que Mas es detenido. En su declaración ante los gendarmes en octubre, reconoció la utilización de un gel no autorizado, según la agencia France Presse. "Tenía ese gel que no estaba homologado, pero lo he hecho voluntariamente porque el gel PIP era menos caro (...) y de mejor calidad", indicó entonces según un documento. El ahorro era de unos 10 euros por implante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de enero de 2012