Reportaje:

Una cara joya del surrealismo

El Museo de las Gemas de Málaga abrirá al público hoy sin exposición alguna

Uno de los ejes de la política cultural del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (PP), ha sido el fomento, junto a los grandes museos locales, de una serie de micromuseos temáticos, hiperespecializados y escasamente rentables: museo de las cofradías, del vino, del automóvil, del vidrio, de muñecas... Uno de los últimos proyectos -a largo plazo, como casi todo en esta soleada ciudad- es la creación de un "museo de museos", en los antiguos cines Astoria, cuya propiedad, por otro lado, aún está lejos de tener el Ayuntamiento. Sin embargo, el más original de todos los centros expositivos de la capital malagueña es el Museo de la Nada, que abre hoy sus puertas en el edificio municipal de la antigua Tabacalera.

La concesionaria cifra en 17 millones el sobrecoste de las obras del museo
Más información
El Ayuntamiento de Málaga impide la apertura en falso del Art Natura

La nada, el cero, el vacío más absoluto es lo que aguarda hoy a partir de las diez de la mañana a los primeros visitantes que acudan al Museo de las Gemas Art Natura, que fue la gran apuesta cultural de De la Torre en la época de bonanza económica y se perfila como una de las mayores pesadillas de este mandato. Royal Collections, entidad dueña de las piedras preciosas y organizadora del museo, abrirá hoy las salas al público un día antes de que expire el ultimátum de 120 días lanzado por el consistorio para su apertura. Lo hacen, además, empujados por una resolución judicial que da la razón al Ayuntamiento en su pretensión de abrirlo.

Royal Collections entendía que el Ayuntamiento debería haberles entregado en 2008 el conjunto de edificios destinados a albergar, además del Museo de las Gemas, un Museo de Ciencias de la Vida y otro de Ciencias de la Tierra. Los trabajos, a costa del Ayuntamiento, se retrasaron y la relación entre la concesionaria y el consistorio se fue agriando. En marzo de 2011, con la excusa oficial de las pérdidas originadas por los retrasos, Royal Collections solicitó al Ayuntamiento la extinción del contrato. Sin embargo, esta fue también denegada por la Justicia.

Paredes vacías, vitrinas amontonadas sin colocar, cajas por el suelo, escaleras mecánicas y ascensores parados y sin electricidad, luz escasa, ausencia de puertas de seguridad y cámaras acorazadas para las joyas... En este precario estado se pondrá en marcha mañana el Museo de las Gemas. Durante el mes de enero, Royal Collections tiene previsto ir poniendo en marcha la exposición. Sin embargo, es muy probable que las instalaciones cierren inmediatamente después de abrir, o que ni siquiera lleguen a hacerlo, ya que el museo carece de licencia de apertura y permiso de Bomberos, informó ayer el representante de la concesionaria, Fulgencio Alcaraz. El alcalde de Málaga, ayer en Madrid, rechazó adelantar acontecimientos.

De momento, hasta el 1 de febrero, la entrada al no-museo es gratuita. Incluso habrá visitas guiadas "en las que los visitantes podrán comprobar las deficiencias", avisó Alcaraz, que en las últimas semanas ha lanzado una fuerte campaña de publicidad contra el Ayuntamiento.

Nada parece indicar que los 40 millones de euros que ha costado hasta ahora la rehabilitación del edificio de Tabacalera para su uso museístico se hayan salvado de irse por el desagüe. Alcaraz aseguró que ha llegado a pasar al consistorio 164 notas de gastos que "no se tenían que hacer porque nadie lo había solicitado, porque no eran necesarios, porque su precio era exagerado o porque eran obras que la constructora no tenía que cobrar dos veces". Estos gastos suman, según Alcaraz, 17 millones.

Las joyas de Royal Collections ya fueron expuestas entre 2000 y 2005 en Valencia. Y en esa ciudad, la relación con el Ayuntamiento también acabó mal.

Fulgencio Alcaraz, representante de Royal Collections, ayer en el Museo de las Gemas de Málaga.
Fulgencio Alcaraz, representante de Royal Collections, ayer en el Museo de las Gemas de Málaga.JULIÁN ROJAS

Sobre la firma

Fernando J. Pérez

Es redactor y editor en la sección de España, con especialización en tribunales. Desde 2006 trabaja en EL PAÍS, primero en la delegación de Málaga y, desde 2013, en la redacción central. Es licenciado en Traducción y en Comunicación Audiovisual, y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS