Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un asesor de Ortiz declara que los planos de las escuchas eran viejos

El juez cita como testigos a cuatro empleados del hermano de Castedo

Javier Llorens, técnico urbanista colaborador del promotor Enrique Ortiz, declaró ayer al juez que los planos del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Alicante que tenía en su poder el empresario correspondían al planeamiento vigente, el de 1987, y no el nuevo documento que se comenzó a redactar a partir de 2008. Llorens compareció, en calidad de testigo, ante el titular del Juzgado número 5 de Alicante, el magistrado Manrique Tejada, que instruye la pieza del caso Brugal sobre un supuesto amaño del nuevo PGOU en favor de Ortiz.

La declaración de Llorens y otro empleado más de Ortiz cerró la primera tanda de la prueba testifical de la instrucción de este sumario. El magistrado retomará las declaraciones a nuevos testigos en febrero. Las personas citadas, a propuesta de la acusación popular que ejerce el PSPV, son cuatro trabajadores del despacho Salvetti Abogados. Este bufete es propiedad de los abogados José Luis Castedo, hermano de la alcaldesa, Sonia Castedo, y el exedil socialista Javier Gutiérrez. Ambos están imputados en esta causa. El fiscal considera que tramitaban alegaciones al PGOU que luego eran estimadas debido a la información privilegiada del documento que poseían. La policía cree que con ello obtuvieron una ganancia de un millón de euros.

Ortiz: "Yo tengo un plano con las zonas protegidas con prioridad"

Las escuchas telefónicas del sumario de Brugal recogen decenas de conversaciones entre Ortiz y Llorens en las que el primero comenta al segundo que tiene planos del PGOU. Llorens no negó las conversaciones pero mantuvo que se trata de planos del PGOU vigente o de la oficina del catastro virtual. En una de esas escuchas, grabada el 13 de junio de 2008, Ortiz comenta a Llorens: "Javier yo tengo un plano con las zonas protegidas con prioridad del Plan General, porque son esas y no pueden ser otras". Llorens le pregunta si el plan lo tiene en la oficina y Ortiz responde: "No lo llevo encima".

El juez también interrogó como testigo a Luis Perea, empleado del promotor, que igualmente ha admitido que Ortiz tenía planos en su poder, aunque precisó que "eran planos superpuestos del catastro virtual". El magistrado aplazó para el próximo mes de febrero la declaración de un tercer testigo que estaba citado ayer, Luis Miguel Sirvent, empleado de Ortiz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de enero de 2012