Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"En 10 años solo leeremos en tabletas"

Mike McCue, creador de Flipboard, dice que los medios no desaparecerán, cambiará el modelo de distribución

A Mike McCue las buenas ideas le suelen coger volando. Hace año y medio compró un puñado de revistas antes de embarcar a un avión. Empezó a ojearlas y al rato le asaltó una pregunta: "¿Por qué las páginas web no son tan bonitas como esto?", recuerda, y abre la revista National Geographic: fotos espectaculares a toda página, textos y diseño exquisitos. "La web es genial, pero deja mucho que desear en términos de estética", dice.

Afincado en Silicon Valley (California, EE UU) desde hace dos décadas, McCue siguió las reglas del lugar: si algo te molesta, monta una start-up para solucionarlo. Él ya había creado Paper Software (vendida a Netscape) y Tellme (adquirida por Microsoft). Flipboard es un agregador gratuito para el iPad en el que el contenido online es tan fácil de leer y tan apetecible como en una revista.

"Los medios no desaparecen, solo cambia el modelo de distribución"

Año y medio después, Flipboard supera los cinco millones de registros, ha convencido a 50 medios, entre ellos The New York Times, Wired, o la BBC, de ceder su contenido, y ha lanzado versión para iPhone, con un millón de descargas en una semana. Grandes logros por los que ha apostado a lo grande: 60 empleados y 60,5 millones de dólares de inversión (47,7 millones de euros). ¿Tanto cuesta montar una aplicación?

McCue carraspea: "No somos solo una aplicación. Estamos intentando ayudar a los medios a presentar su contenido de forma más elegante y al lector a descubrirlo, leerlo y compartirlo más fácilmente", explica en su sede de Palo Alto.

La oportunidad, según McCue, está en la publicidad y en compartir los ingresos con los medios. Flipboard tiene un acuerdo con Condé Nast (editora de Vogue, Wired o The New Yorker) para mostrar sus anuncios en digital, pero a la vieja usanza, a página completa en el iPad en lugar de molestos banners. "Ese es el problema de la publicidad online, nos obsesionamos con los clics, pero las marcas en realidad quieren presentar una imagen creativa que lleve al lector a su web y comprar sus productos".

Flipboard, en el fondo, es una reinvención del RSS adaptado a la era de las tabletas y los móviles inteligentes. El lector puede ojear noticias por secciones, pasar página como si fuera una revista en papel, y comentar o acceder a historias que circulan por las redes sociales. "Solo mostramos la parte del artículo que nos permite cada medio, la primera frase, como el caso de The New York Times, el primer párrafo o todo, depende. Les redirigimos tráfico y no quitamos los anuncios de sus páginas, como hace Zite".

Zite es una de las muchas revistas personalizadas para el iPad que han surgido al calor de Flipboard. CNN la compró en agosto por más de 20 millones de dólares (15,7 millones de euros). La competencia aprieta: Pulse, Flud y News360 hacen lo mismo. Yahoo! tiene Livestand; AOL, Editions y Google acaba de anunciar Currents. A McCue no le preocupan: "Te conectan con las noticias, pero no con la gente. Flipboard se integra con cualquier red social. La gente escogerá la aplicación con mejor diseño y usabilidad".

El éxito de Flipboard ha reavivado el debate sobre el futuro de la prensa y el papel. Para McCue, se acabó el café del domingo por la mañana periódico en mano. "Dentro de 10 años solo leeremos en tabletas. Comprar un periódico o una revista en papel se verá como una experiencia retro, casi de lujo. Eso no significa que los medios vayan a desaparecer, simplemente está cambiando el modelo de distribución".

Pone el ejemplo de The Daily, diario digital para iPad lanzado por Rupert Murdoch. Tiene más de 80.000 suscriptores de pago (0,99 dólares a la semana o 40 al año, 31,5 euros al año).

"Es una iniciativa genial, un símbolo del tipo de proyectos frescos que deberían surgir. Tienen problemas para dar con el precio exacto a cobrar, pero crecen en suscriptores".

Los próximos pasos de Flipboard son inciertos. McCue descarta la versión para tabletas Android, "aún es un mercado pequeño", dice, pero sí apuesta por el vídeo. "A medida que la gente comparta más vídeos en las redes sociales nos iremos metiendo ahí sin perder el sello de revista social". Su objetivo es llegar a 10 millones de registros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de enero de 2012